Ni en una telenovela o serie de ficción se habría llegado a tanto en casos de corrupción como ha ocurrido en Andalucía. Sevilla, Córdoba y Cádiz son las provincias que Fernando Villén, ex-director de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo, visitaba para dar rienda suelta sus fantasías sexuales, con el dinero de los andaluces. Tres puticlubs de Sevilla; uno en Córdoba y otro más en la localidad gaditana de Chiclana de la Frontera; son los que frecuentaba el máximo cargo de la FAFFE. Gastó así un total de 32.566 euros con cargo a los presupuestos públicos de la Junta de Andalucía entre los años 2004 y 2010. Según el magistrado, Fernando Villén llegó a gastar 14.737 euros de los parados andaluces en prostíbulos en solo dos días, en 48 horas. Vilén manifiesta que son gastos institucionales.

Hay que recordar que en junio se publicó como fecha de comparecencia el 30 de septiembre tras un auto que acusaba a Villén directamente de «valerse de su cargo como director» de la Faffe. Indicando que llevó a cabo una disposición ilícita y continuada de los fondos de la entidad pública; desviándolos de su propia finalidad para abonar servicios recibidos en distintos locales de alterne de Sevilla y otras provincias andaluzas que frecuentaba; utilizando para ello las tarjetas bancarias de las que disponía contra las cuentas de la referida fundación».

Llegó la comparecencia de Fernando Villén y Ana Valls

Y llegó el día esperado. El Juzgado de Instrucción número seis de Sevilla ha celebrado este miércoles una comparecencia. Fiscalía, la Junta de Andalucía y el PP andaluz han trasladado al ex director de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) Fernando Villén; y a la ex directora económica financiera de la entidad Ana Valls; los hechos concretos por los que les acusan en la causa correspondiente a pagos en distintos locales de alterne de Andalucía con tarjetas bancarias de la entidad.

En total, el juez constata al menos 18 operaciones en dichos locales de alterne. De las mismas se dejó constancia en los libros de cuentas mediante devoluciones ficticias. Sin embargo hay otras operaciones que ni siquiera fueron posteriormente maquilladas.

El informe de la Guardia Civil refleja pagos por un total de 25.277 euros en el Don Ángelo de Sevilla; otros 2.591 euros en Top Show Girls de Sevilla; 780 euros en La Casita, en Sevilla; 1.930 euros más en Bahía 2, en Chiclana (Cádiz); y 1.390 euros en American Show de Córdoba.

Además de puticlubs, restaurantes, discotecas y mucho más

Al gasto en puticlubs se suman 22.554 euros en restaurantes, 19.371 euros en peajes y autopistas; 1.805 euros en hoteles; otras sumas menores en discotecas; estaciones de servicio o talleres; y 4.321 euros de los que no se ha podido identificar el concepto, según el atestado.

La UCO había cifrado en ocho las tarjetas de la FAFFE (tres de ellas utilizadas en este tipo de establecimientos), que estaban asociadas a tres cuentas con un saldo total de 828 millones. Y que en total gastaron más de 80.000 euros. Seis de dichas tarjetas estaban a nombre de Fernando Villén (con un gasto de 72.486 euros). Y otras dos de su hermano, Manuel Villén, que casualmente era director de Administraciones Públicas, también, de la FAFFE, aunque este último las habría utilizado exclusivamente para peajes de autopistas, por importe de 8.109 euros.

Miembro del PSOE desde 1999

Fernando Villén , nacido en Cádiz en 1959, es miembro del PSOE desde 1999, formando parte de la ejecutiva del PSOE andaluz hasta 2010 como secretario de Empleo. Estuvo al mando de la Faffe durante ocho años, desde su creación en 2003 hasta su disolución en mayo de 2011 e integración de sus 1.552 trabajadores en el Servicio Andaluz de Empleo, entre ellos el actual concejal de Cultura en Jerez, Francisco Camas.

La FAFFE, en sus ocho años de existencia sirvió para saquear los fondos con los que, en teoría, debían formarse los parados en Andalucía, la comunidad con la tasa de desempleo más alta de España. Esta fundación conforma un compendio de corrupciones en sí misma, de la cual se podría realizar un manual sobre cómo expoliar fondos públicos.

«SIMULABAN DEVOLUCIONES»

«Para aparentar las devoluciones, los acusados simulaban devoluciones de anticipos, dietas, gastos, viajes y otros inexistentes«, indicaba el auto, detallando «diez operativas de gasto en diferentes locales mediante la utilización» por el investigado de dos tarjetas bancarias asociadas a las cuentas de la Faffe.

El auto agregaba además que «no consta la devolución contable» de un cargo realizado el 8 de noviembre de 2005 en uno de los establecimientos por importe de 780 euros, «de modo que este gasto habría sido financiado con fondos directamente procedentes de la Faffe», mientras que los gastos realizados en otro local de alterne de Sevilla los días 22 y 23 de marzo de 2010 por importe de 14.737 euros «no figuran contabilizados».

En líneas generales, y según han informado fuentes del caso después de la mencionada comparecencia, la Fiscalía, la Junta de Andalucía y el PP andaluz se han ceñido al relato del mencionado auto a la hora de exponer a los dos encausados los hechos que cada una de estas partes les atribuye. Las partes ha solicitado además la práctica de nuevas diligencias, solicitando por ejemplo la Fiscalía la transcripción de las comparecencias plasmadas en imágenes de vídeo.

El PP pide que testifique el jerezano Antonio Fernández

El PP andaluz solicita que testifique el exconsejero de Empleo Antonio Fernández, condenado a siete años, once meses y un día de cárcel por un delito continuado de malversación; y a 19 años, seis meses y un día de inhabilitación especial por un delito continuado de prevaricación; por la causa correspondiente al denominado como procedimiento específico mediante el cual eran financiados con fondos autonómicos los expedientes de regulación de empleo (ERE) presuntamente fraudulentos o innecesarios y ayudas directas y arbitrarias a empresas.

En concreto, la representación del PP señala los pagos realizados con tarjetas de la Faffe los días 22 y 23 de marzo de 2010 en un prostíbulo de Sevilla, al coincidir con la fecha del cese de Antonio Fernández como responsable de la Consejería de Empleo, a la que estaba adscrita la Faffe. Considera que tales gastos podrían estar encuadrados en una «despedida» de Fernández y las personas de su confianza. Por ello, los populares piden aclarar si el exconsejero compartió o no aquella noche con Fernando José Villén.

Fernando Villén pide ser absuelto y el archivo del caso en el que gastó el dinero de los parados en prostitutas

La defensa de Fernando José Villén, de su lado, ha solicitado el sobreseimiento de las actuaciones. Insisten en la idea de que aunque los pagos realizados con las citadas tarjetas eran en efecto irregulares, el exdirector de la Faffe repuso de su propio dinero los fondos relacionados con los gastos en los locales de alterne. En ese sentido, la defensa de Villén ha asegurado que en las actuaciones no hay «la menor prueba» de que las devoluciones fuesen realizadas con fondos de la Faffe. Así, descarta que medie un delito de malversación de caudales públicos y, por ende, tampoco de falsedad.