La altura puede ser un factor de riesgo en el contagio del Coronavirus. Un estudio realizado por científicos de Estados Unidos, Noruega y Reino Unido ha llegado a la conclusión de que los hombres que miden más de 1,80 metros tienen más riesgo de ser contagiados por Coronavirus. Los investigadores creen que las probabilidades de contagiarse también aumentan en mujeres, aunque no han obtenido pruebas suficientes para afirmarlo categóricamente. Para obtener estos resultados han analizado los casos de 2.000 pacientes.

El motivo que explica esta hipótesis es la transmisión del virus por aerosoles. Si el SARS-CoV-2 se transmitiera únicamente a través gotas que una vez emitidas, con tos o estornudos, cayeran hacia abajo, las personas más altas tendrían menos posibilidades de contagiarse. Sin embargo, los científicos parecen coincidir definitivamente en que las partículas de virus se desplazan por el aire y tardan tiempo en desaparecer. Es este motivo por lo que las personas con más estatura padecen “el doble” de riesgo de ser contagiadas por Coronavirus.

En relación a la altura, el profesor de la Universidad de Manchester (Reino Unido), Evan Kontopantelis, ha asegurado que los resultados de la investigación evidencian la transmisión por aerosoles como una forma de contagio a tener en cuenta. “Por ello, el uso de mascarillas es aún más efectivo que el distanciamiento social”, ha declarado.

Sin embargo, el resultado ha creado escepticismo en la comunidad científica. El profesor de medicina de la Universidad de East Anglia (Reino Unido), Paul Hunter, ha señalado el que para él ha sido el principal error en la investigación: «El estudio parte de hipótesis múltiples. Cuantas más hipótesis haya, más probabilidad de que se presenten relaciones surgidas por mera casualidad. Este análisis no proporciona evidencias convincentes que unan Coronavirus y altura”, ha explicado.

Coronavirus en el aire

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció el 9 de julio la posibilidad de que el Coronavirus permaneciera en el aire. Sin embargo, no ha emitido una postura definitiva respecto al tema tras reconocer “que no puede descartarse la teoría, pero que no se ha demostrado esta manera de transmisión”.

Por otro lado, el mundo de la ciencia lleva meses haciendo énfasis en la posibilidad de que el virus sí se transmita por aerosoles. Ya el 3 de abril la revista Nature Medicine escribía al respecto. Recientemente, la revista Science afirmaba la “existencia de una evidencia abrumadora”.

El Ministerio y las consejerías de Sanidad, en el documento Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19 aprobado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, recogen las evidencias de la transmisión por aerosoles tal y como el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos afirmó a principios de octubre.