Desalojan a 40 jóvenes que celebraban una fiesta privada en Chiclana. La Policía Local de Chiclana intervino durante la madrugada del viernes 23 al sábado 24 en una fiesta ilegal. Concretamente se estaba celebrando en una vivienda de la calle Mar Rojo, en la urbanización Doña Violeta.

En este sentido, indicar que sobre las 08.35 horas del sábado 24 se recibió aviso en la Jefatura de la Policía Local de Chiclana informando que en una vivienda de la calle Mar Rojo se estaba llevando a cabo una fiesta. Y que causaba molestias a los vecinos colindantes, ante lo cual cinco agentes se desplazaron hasta dicho lugar. Pudieron comprobar que efectivamente se podía oír ruido compatible con una gran aglomeración de personas.

De esta forma, los agentes de la Policía Local de Chiclana iniciaron una conversación con uno de los moradores de la vivienda a través de una ventana. Este manifestó a los actuantes su negativa a identificarse ni abrir la puerta.

Así pues, tras una larga negociación y ante la persistencia de los agentes, accedieron a abrir la puerta de la vivienda, comprobándose que se trataba de una fiesta privada con unas 40 personas aproximadamente. Tenían edades comprendidas entre 17 y 21 años.

Consumo de alcohol y droga

Asimismo, los agentes de la Policía Local de Chiclana pudieron comprobar que estos jóvenes se encontraban consumiendo alcohol y drogas. Además no cumplían las medidas de distancia social y muchos de ellos no tenían colocada mascarilla.

Por ello, se procedió a desalojar la vivienda de Chiclana, identificando a todas las personas en su interior. E informándoles que serían denunciados por la comisión de las infracciones recogidas en el Decreto -Ley 21/2020, de 4 de agosto, por el que se establece el régimen sancionador por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención aplicables en Andalucía ante el Coronavirus.

Entre ellas, no usar la mascarilla (infracción leve), celebración de reuniones o fiestas en espacios privados en los que se produzcan aglomeraciones que impidan o dificulten la adopción de las medidas sanitarias de prevención. Además de que puedan suponer un riesgo grave para la salud de la población (infracción grave). Asimismo, se incumplía el artículo 36.6 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana por negativa a identificarse (infracción grave).

Finalmente, se consiguió identificar y localizar al titular de la vivienda de Chiclana, el cual se personó en la misma, donde halló de nuevo a un grupo de 20 jóvenes con bolsas de lo que él creía que podría ser marihuana, por lo que este hecho se puso en conocimiento de la Guardia Civil para que actuasen en consecuencia.

Precedentes en otros lugares

Hay que recordar que la Policía Municipal de Madrid desalojaba recientemente más de 30 fiestas privadas en domicilios en las que había un número de personas superior al permitido. Y donde no se usaban ni mascarillas ni ninguna medida de seguridad frente al Covid 19.

La actuación más importante ha sido esta misma noche, en un piso de la calle Ríos Rosas, donde decenas de personas celebraban una fiesta clandestina. Tras la intervención, ocurrida sobre la 1 de la madrugada, cuatro personas (todas en estado de embriaguez) resultaron detenidas por resistencia, amenazas y agresiones a cuatro agentes de la Policía Municipal. Fueron posteriormente atendidos por Samur-PC por contusiones leves.

Por otro lado, dentro de las actuaciones y del operativo especial que la Policía Municipal está llevando a cabo para evitar los botellones desde finales del pasado julio. La acción más importante en este sentido fue en el Cerro Almodóvar de Vicálvaro; un sitio de difícil acceso donde se estaba desarrollando un botellón con una instalación de equipo de música incluido.