Javier Perianes, considerado el pianista más internacional de su generación, dará este sábado día 24 de octubre (20 horas) en el Villamarta  un concierto que lleva por título ‘Adioses y retorno’, en el que interpretará dos sonatas de L. v. Beethoven y una de F. Chopin. El pianista andaluz, a lo largo de su trayectoria artística, ha conquistado con su talento a directores estrella como Barenboim o Dudamel y se ha convertido en un referente para los jóvenes españoles que despuntan en las orquestas europeas.

Con ‘Adioses y retorno’ Perianes incluye dos temas tan recurrentes en la música y en el sentir humano como la muerte -el adiós que lleva significa- y la recuperación de la ilusión, de la vida, tras el dolor de la ausencia. Tanto la Sonata núm. 12 en La bemol mayor Op. 26 de Beethoven -con la que se inicia el concierto- como la Sonata núm. 2 en Si bemol menor Op. 35 de Chopin que interpretará a continuación, centran en sus respectivas Marchas fúnebres sus más hondas fuerzas dramáticas.

Será la Sonata núm. 31 en La bemol mayor Op. 110 de Beethoven la que reivindique, en su final jubiloso cargado de optimismo y esperanza, el triunfo de la vida.

Premio Nacional de Música en 2012 y Artista del Año 2019 de los International Classical Music Awards, el virtuosismo y reconocimiento a su talento ha llevado a Javier Perianes a tocar por más de medio mundo. Entre otros destacados escenarios, ha hecho sonar su piano en el Carnegie Hall de Nueva York, además de colaborar con directores de orquesta como Daniel Barenboim, Lorin Maazel, Zubin Mehta, Gustavo Dudamel o Pablo Heras-Casado.

Javier Perianes afronta un nuevo proyecto en 2020

Comenzó el año 2020 con un nuevo proyecto dedicado a Ravel y grabado junto a la Orquesta de París dirigida por Josep Pons. Y a principios de marzo, la crisis del coronavirus le obligó a cancelar su gira de tres semanas por Estados Unidos y Canadá con la violista Tabea Zimmermann.

Perianes no sólo conquista a las grandes estrellas, sino que esa admiración también se extiende a los músicos de las orquestas con las que toca. Así las cosas, se ha convertido en un referente para los jóvenes españoles que despuntan en las formaciones musicales europeas.

Es artista exclusivo del sello Harmonia Mundi. Su extensa discografía abarca desde Beethoven, Mendelssohn, Schubert, Grieg, Chopin, Debussy, Ravel y Bartók hasta Blasco de Nebra, Mompou, Falla, Granados y Turina.