Inquietud en la Sierra de Cádiz que se prepara para lo peor en relación al Coronavirus. El alcalde de Grazalema, epicentro de la Sierra, de Cádiz Carlos Javier García, ha escrito una carta dirigida a sus vecinos para prepararlos de lo que serán las cifras relativas a contagios por Coronavirus en la localidad en las próximas semanas.

La carta íntegra es la siguiente:

Buenas tardes a todos. La Junta de Andalucía ha añadido hoy a sus estadísticas oficiales un nuevo caso de Coronavirus en Grazalema. Es el tercero en estas últimas horas (se suma a los dos que ya aparecieron el martes).

Como ya adelanté antes de ayer, hay otros positivos en el pueblo. Por razones que desconocemos, aún no aparecen en esas estadísticas oficiales de la Junta, aunque entendemos que aparecerán antes o después.

Quiero adelantar para general conocimiento que, conforme vayan apareciendo estos casos, serán un número importante de contagios. Y adelanto por ello que las cifras no van a ser buenas en nuestro pueblo en las próximas semanas.

Para cuantos me estáis preguntando y con todos los comentarios que circulan por nuestro pueblo, os traslado, por cuanto sé, que ese alto número de casos tiene que ver con uno de esos encuentros que se recomienda no hacer en estos tiempos. Y que demuestra la enorme capacidad de expansión del virus y la imperiosa necesidad de que cumplamos con las normas, aunque nos parezca que no debemos hacerlo.

Todos sufrimos con los malos datos

Porque en este brote que todos sufriremos con malos datos en los próximos días lo único bueno será (si cabe algo bueno en esta situación) que todo quede en personas con síntomas leves y cuarentenas obligadas que ya de por sí rompen la normalidad en cualquiera de nuestras casas. Pero lo peor, y ojalá no haya que lamentar nada, son otras consecuencias para personas enfermas o para nuestros mayores.

Y, siendo ya esto bastante, a ello habrá que sumar las malas estadísticas que sumará Grazalema, por no hablar de que pueda aparecer la terrible transmisión comunitaria. Esa transmisión, por suerte, no existe a fecha de hoy (pese a los malísimos datos que, insisto, van a ir saliendo).

Pero no debemos pasar por alto que puede llegar en cualquier momento, porque lo que ha ocurrido demuestra lo fácil que es llevar el virus a un número importante de casas. Esa es la transmisión que obliga a los casos de confinamiento de zonas o pueblos que estamos viendo estas semanas; es la situación en que el virus se descontrola. Y como nuestro pueblo es pequeño y todos conocemos las circunstancias, sobra decir lo rápido que se propaga, como se ha evidenciado. Evitemos casos que hagan que pueda descontrolarse.

En estas últimas horas he mantenido contacto con las autoridades sanitarias y epidemiológicas de la zona para interesarme por el control de esa transmisión. Nos dicen que esos casos están controlados en la Sierra de Cádiz.

Así que solo nos queda pedir cautela, todo el sentido común y el más riguroso y posible cumplimiento de las normas. Y, claro está, desear una pronta recuperación a los afectados. A su disposición nos ponemos para cuanto puedan necesitar.

Estos próximos días, conforme la Junta haga aparecer en sus ya conocidas estadísticas todos los casos que ya conocemos, intentaré corroborar que cada caso nuevo que aparezca se corresponde con esta situación que os cuento. Si en esas estadísticas aparece algún caso vinculado a otro brote o circunstancia, siempre que pueda disponer de esa información (cosa que intentaré) también lo haré público en aras a la total transparencia y, aunque sea difícil, la máxima tranquilidad de todos.

Ánimos. Acierto. Y suerte. Así concluye la carta dirigida por este regidor del municipio señero de la Sierra de Cádiz.