El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha definido este miércoles 7 de octubre como «muy preocupante» la situación de la pandemia, con un aumento en el número de diagnósticos de casos de coronavirus.

En este sentido, ha apostillado que el incremento «espectacular» en el número de pruebas realizadas, a través de los test de antígenos, conlleva también un incremento en la cantidad de casos positivos que se detectan.

En concreto, el consejero ha indicado en una comparecencia en el Pleno del Parlamento que, en los últimos cuatro días, la sanidad andaluza ha realizado 40.000 test de antígenos, y ha apuntado que «la mayoría» de contagios son personas asintomáticas y «gente joven«.

Además, ha apuntado que los datos «más objetivos» sobre la situación de la pandemia son los de mortalidad e ingresos en planta de hospital y en unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Al respecto ha lamentado que, en los últimos siete días, han muerto 78 personas en Andalucía por la Covid-19, unas cifras que «duelen», según ha comentado. Al mismo tiempo, ha valorado que se está detectando un «discreto descenso» y una fase de «estabilización» en el número de ingresos hospitalarios.

Situación de la atención primaria

Por otro lado, sobre la situación de la Atención Primaria en Andalucía, ha defendido que ésta «se ha ido adaptando permanentemente», y que «estamos ante una pandemia sin precedentes en las últimas décadas» que conlleva que exigir hoy que «es posible la misma asistencia sanitaria que antes» de esta crisis «es mentir», y le «preocupa» que algunos grupos políticos «están haciendo ese discurso».

«Esto ha cambiado, y mientras estamos en periodo pandémico no podemos volver a la normalidad anterior a marzo», ha incidido el consejero. Además, ha agregado que «se ha ido aumentando progresivamente la actividad presencial en los centros de salud, pero la telemática y telefónica sigue siendo una actividad indispensable mientras dure esta pandemia«, para que los centros de Atención Primaria no sean «focos de contagio» al acumularse personas en su interior.

Ha repasado además las distintas tareas que realizan actualmente los profesionales de Atención Primaria, como la referida atención telefónica y presencial en circuitos Covid y no Covid, así como la atención de urgencia, domiciliaria, en residencias de mayores y en colegios, así como la de atender a las personas que llaman manifestando síntomas del coronavirus y determinar su seguimiento y posible atención presencial, así como las labores de rastreo para «reducir la transmisión del contagio«.

Más de 11.600 pacientes confinados en domicilios

Al hilo, el consejero ha indicado que, a fecha del pasado lunes, 5 de octubre, había en Andalucía 11.619 personas confinadas en su domicilio con «enfermedad confirmada», y 29.263 personas en aislamiento domiciliario preventivo «a la espera de resultado», todo «con un control a través de Atención Primaria«.

El titular andaluz de Salud ha defendido que su equipo sigue trabajando para mejorar lo que haya que mejorar, y que la Atención Primaria está realizando «un gran esfuerzo». Mientras la Junta aporta «el máximo de personal», y en ese sentido ha remarcado que la plantilla del SAS ha alcanzado una cifra «récord» con más de 118.000 profesionales.

Tras manifestar que los pacientes saben que, «ante una demanda no demorable», pueden acudir a Urgencias «sin ningún problema», el consejero ha expuesto que lo que «se recomienda» actualmente para la Atención Primaria es «un 60% de atención telefónica o telemática y un 40% presencial». También ha indicado que «la realidad desmiente» que se pueda «generalizar» que en Andalucía se da una «situación de saturación» en este nivel de atención sanitaria.

PSOE-A: «La realidad no es» la que traslada el consejero 

Sin embargo, el diputado del PSOE-A Jesús María Ruiz ha sostenido que «la realidad no es exactamente» como la traslada al consejero. Además, lo ha acusado de seguir en una «nube», así como de estar dando datos sobre la evolución de la pandemia desde el mes de marzo que «no se corresponden con la realidad», algo que «está alterando el análisis epidemiológico y está poniendo en riesgo a la población, porque hay asintomáticos que no se declaran y no se conocen».

En esa línea, ha advertido de que Andalucía presenta una situación peor que muchas comunidades autónomas al comparar el porcentaje que representan los ingresados por Covid-19 en los últimos siete días respecto al porcentaje de casos positivos que se detectan en el mismo periodo de tiempo. Esto refleja que «tenemos un problema muy grave», según ha señalado el portavoz socialista. Además, también ha aseverado que «no es verdad que la situación ideal» es reparto del 60-40% entre la atención telemática y presencial para la prestación de la Atención Primaria.

PP y Cs

Frente a ello, la parlamentaria del PP-A Beatriz Jurado ha defendido que la Junta «está adaptando el sistema sanitario a la realidad» actual «sin escatimar esfuerzos» y «con lealtad». Algo que, a su juicio, deben «reconocer» los portavoces de los grupos parlamentarios, porque «si sólo venimos enfatizando un problema poniendo el foco en lo que nos interesa, el discurso no coincide con la realidad», según ha dicho antes de pedir que se pongan sobre la mesa «las medidas y la tranquilidad que la sociedad hoy merece».

Ha criticado además la situación de la Atención Primaria que se encontró el Gobierno de PP-A y Cs a su llegada a la Junta, y ha defendido que «no podemos volver» a esa situación que se daba «hace un año y nueve meses», así como que «la pandemia nos obliga a nuevas formas» en la asistencia sanitaria.

Por parte de Ciudadanos (Cs), el diputado Emiliano Pozuelo ha comenzado queriendo transmitir «tranquilidad y confianza» a los andaluces porque «el Gobierno andaluz tiene capacidad suficiente para poner soluciones a las situaciones que nos vengan». «Estamos en las mejores manos del sistema sanitario público de Andalucía«, ha dicho antes de resaltar que la Consejería «no oculta nada» y agradeciendo la «franqueza» del titular de Salud. Si bien ha reconocido que «hace falta aumentar personal», pero ha pedido a los grupos que sean «coherentes» y no lancen «mensajes contradictorios».

Adelante Andalucía y VOX

La portavoz parlamentaria de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, ha trasladado al consejero que «todos los recursos disponibles» actualmente «tienen que ir ahora a reforzar el capital humano» del sistema sanitario y la Atención Primaria. Además, ha apuntado que «no parece» que Jesús Aguirre «tenga dimensionado convenientemente la gravedad del problema» que se registra en ese nivel asistencial. Por ello, le ha pedido un «replanteamiento de planes y estrategias», así como un incremento de personal.

Finalmente, el diputado de Vox Rafael Segovia ha señalado que su grupo está «básicamente de acuerdo» con las propuestas del consejero, y está «dispuesto a ayudarle mirando hacia adelante con espíritu de colaboración». Si bien, cuestiona que la Atención Primaria en Andalucía esté «preparada» para desempeñar el papel esencial que se le atribuye en esta crisis, y aprecia una «falta de homogeneidad en cuanto a medios» sanitarios dentro de la propia comunidad autónoma.