La Policía Local de Jaén registra nueve casos positivos de Covid-19, según ha informado este jueves 8 de octubre el concejal de Seguridad Ciudadana, Miguel Castro, quien ha explicado que todo el personal de la Jefatura, unas 190 personas, se están sometiendo a las pruebas pertinentes.

Ninguna de las personas contagiadas, entre las que se encuentra el intendente mayor del cuerpo, presenta síntomas graves. Además, hay otra decena que también permanece en cuarentena a la espera de resultados. Es el caso del propio edil que está desde el sábado en casa, dado el contacto diario que tiene con el citado responsable policial. «Ayer me hice el test y estoy a la espera de que mañana me puedan dar los resultados», ha comentado.

La Policía Local jiennense cuenta con unos 150 agentes entre primera y segunda actividad y en la Jefatura, entre personal civil y afectivos, «hay en torno a 185, 190 personas». A todas ellas se les están haciendo las pruebas a través de la mutua. Además, existe una «total coordinación» con las autoridades sanitarias de la Junta de Andalucía y cuando hay cualquier positivo se comunica para la realización del seguimiento a los contactos estrechos.

«Normalizar la situación»

Con respecto a la posible incidencia de esta situación en el servicio, Castro ha apuntado que «afecta un poco», si bien ha precisado que «se está tirando» de la bolsa de horas pendientes prevista en el cuerpo para cuestiones extraordinarias y que, dada la coyuntura actual, «se está reservando toda esta disponibilidad para la pandemia».

Además, ha lanzando un mensaje de «tranquilidad» tanto a los miembros del cuerpo como a la ciudadanía jiennense y ha considerado que hay «normalizar» esta situación, que entra «dentro de la normalidad después de siete meses». En este sentido, ha recordado que es la primera vez que se detectan casos de Covid-19 en esta Policía Local desde que comenzó la pandemia.

Ello, a su juicio, responde a las medidas que se tomaron «desde el primer momento» entre un colectivo cuya «gran profesionalidad» ha subrayado. «Están en primera línea», ha afirmado el edil, quien ha aludido a su labor diaria «en la calle» y en contacto con multitud de gente. A esto se suma, un «trabajo, incluso humanitario», atendiendo por ejemplo a personas mayores a las que se ha llevado comida o medicamentos.

Entre esas medidas, ha hablado del «turno de seis seis», por el que «trabajan seis días y otros seis están en casa», de modo que este último periodo «es tiempo suficiente como para detectar» una posible infección. Igualmente, al margen de mascarillas y equipos de protección individual (EPI), se reforzó la limpieza, se usan cañones de ozono para desinfectar diariamente las oficinas y vehículos.