En un tweet, el Partido Popular ha compartido una noticia resumen de Ok Diario, en la que este medio hace balance de las políticas del PSOE de Pedro Sánchez con ETA y Bildu. En la publicación, los populares recuerdan que «el Gobierno, a lo largo del 2020, ha liberado a 32 presos etarras. Asimismo ha acercado a 130 para contentar a sus socios de Bildu».

Aseguran además en el tweet que «Pedro Sánchez ya eligió su bando, el de los que homenajean asesinos». En cambio, y en contraposición señalan que «el Partido Popular siempre estará en el de las víctimas».

Ya se informó en El MIRA a final de año, para hacer balance. El Gobierno de Pedro Sánchez acercó entonces a otros 11 miembros de ETA para despedir el año. En total, durante el 2020, realizaron 144 acercamientos, de los que 130 son presos de la banda terrorista.

El Partido Popular, que demuestra estar siempre con las víctimas en sus mensajes y actos públicos, analiza una situación que ven como concesiones políticas. Concesiones primero para conseguir gobernar con los votos de Bildu; y concesiones después para conseuir sus votos para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado.

Asesinos de ETA a sangre fría de inocentes son los beneficiados

No hace ni una semana, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ordenó el traslado de 11 presos de la banda terrorista ETA. Entre ellos se encuentran al que asesinó al niño Fabio Moreno; y el que acabó con la vida del periodista José Luis López de la Calle. También se acerca a unos de los autores del atentado de la T-4 del aeropuerto de Barajas. En total, el Gobierno de Pedro Sánchez ya ha acercado a un total de 130 presos de la banda.

El responsable de la muerte del pequeño, Juan Carlos Iglesias Chouzas, fue condenado en 2003 a 82 años por ese asesinato. A esa pena se sumarían una serie de condenas por un total de 1.407 años de prisión. Estos por su participación en atentados contra otras siete personas, seis de las cuales resultaron muertas.

El responsable de la muerte del periodista López de la Calle, el etarra José Ignacio Guridi Lasa, será trasladado de la cárcel de Jaén a la prisión de Mansilla de las Mulas, en León. Lasa fue condenado por última vez el pasado mes de noviembre por la colocación de una bomba en una maceta. Fue sentenciado a 30 años de cárcel por el asesinato del periodista. Además, en su historial consta una condena de 75 años de prisión por el asesinato en agosto de 2002 de dos guardias civiles. Se trata de Irene Fernández Perera y José Ángel de Jesús Encinas, en Sallent de Gállego.

130 traslados de presos de ETA

La Asociación de Víctimas del Terrorismo recuerda que ya son un total de 144 los traslados realizados por el Gobierno de Pedro Sánchez, correspondientes a 130 etarras. Del total, 26 habrían sido trasladados al País Vasco o Navarra: 10 por la aplicación del tercer grado; 3 por enfermedad; y 12 en los que no se justificó el motivo. En la estadística la asociación detalla que son 49 los presos acercados que han cometido delitos de sangre, mientras que 11 de ellos se encuentran en libertad por cumplimiento. Además, contabilizan un total de 17 terceros grados, cinco de ellos con delitos de sangre y otros seis con libertad condicional.