Muere un hombre tras contraer una ameba ‘comecerebros’ en una piscina

Muere un hombre tras contraer una ameba ‘comecerebros’ en una piscina

Ha fallecido tras sentir fuertes dolores de cabeza, náuseas, vómitos, rigidez de cuello y convulsiones

Una vez entra ‘ameba comecerebros’ por la nariz, la probabilidad de acabar con la vida de la persona es muy alta, no en vano, la meningitis amebiana primaria (MAP) es una enfermedad que llega al 97% de tasa de mortalidad. Eddie Gray, un hombre de 59 años, es la nueva víctima de este organismo. Ha ocurrido Carolina del Norte, según informa las autoridades públicas locales americanas.

El varón se encontraba disfrutando de una lúdica jornada en el parque acuático Fantasy Lake, en el condado de Cumberland, lugar donde ha contraído la temida ‘ameba comecerebros’, muriendo escasos días después.

La bacteria se encuentra de forma natural en el agua dulce cálida -en agua salada no aparece-. El peligro no aparece al ingerir ese agua, sino cuando entra en el organismo a través de la nariz.

La meningitis amebiana primaria presenta los siguientes síntomas: vómitos, fiebre, gran dolor de cabeza y náuseas. Su evolución puede llevar a la persona a tener fuertes convulsiones y hasta el coma.

Estadísticamente, su infección no es muy habitual, ya que por ejemplo en Estados Unidos solo se han dado 145 casos desde el año 1962.

Sin embargo, no es un caso aislado solo de América. En España, a finales de 2018, se vivió el primer caso de la ‘ameba «comecerebros’ en la localidad Toledana de Torrijos con una niña de diez años que la contrajo mientras se encontraba realizando natación en una piscina pública climatizada.

En un principio creyeron que se trataba de síntomas típicos de una meningitis, derivando después tras una exploración exhaustiva, en una meningitis amebiana primaria. Rompiendo la estadística, y gracias a la eficiencia del Sistema de Salud de España, la pequeña sobrevivió a la ameba.

El protozoo se transmite a las personas que se bañan en aguas contaminadas: lagos, piscinas, embalses, corrientes termales, manantiales. En algunos casos, la ameba puede penetrar a través de la lámina cribosa del etmoides y alcanzar el cerebro y las meninges, causando graves cuadros de necrosis e inflamación.

La meningoencefalitis amebiana primaria es una enfermedad aguda y rápidamente mortal que se produce en niños o adultos jóvenes previamente sanos que refieren el antecedente epidemiológico de haber nadado o buceado en piscinas climatizadas o lagos artificiales poco tiempo antes, si bien se han descrito algunos casos de meningoencefalitis amebiana sin este antecedente.

Penetra por la cavidad nasal, por inhalación de polvo o aspiración de agua o aerosoles que contienen trofozoítos o quistes. La lesión primaria se produce en el neuroepitelio olfatorio, cuyas células fagocitan la N. fowleri, que de esta manera penetra a través de los nervios olfatorios al cerebro.

El período de incubación oscila entre un día y dos semanas. El inicio de los síntomas es brusco y la enfermedad es fatal. Los síntomas principales son cefalea, anosmia, fiebre (que suele ser superior a los 40 ºC), obstrucción nasal, náuseas y vómitos en escopetazo.

El cuadro progresa rápidamente a coma. Puede haber síntomas propios de encefalitis (delirio, agitación, desorientación, estupor, parálisis, midriasis, crisis de apnea, parosmia, augesia, hipotermia). La muerte se produce a la semana del inicio de los síntomas por paro cardiorrespiratorio y edema pulmonar.