Un enfermero mantiene relaciones sexuales con un paciente con Coronavirus. La pandemia no acaba con el deseo y el amor. Un enfermero ha sido suspendido de su empleo después de mantener relaciones sexuales con un paciente covid en un hospital de Yakarta.

Los fogosos amantes que mantuvieron relaciones sexuales se dieron al placer en un baño del hospital y el paciente colgó las imágenes en las redes sociales revelando el asunto. Y poniendo en alerta a las autoridades sanitarias.

Investigación interna

Después de una investigación interna ambos fueron localizados y puestos en cuarentena; aunque solo el paciente dio positivo por covid; según los informes que se filtraron a los medios locales.  El incidente, que supuestamente ocurrió a principios de este mes en el Hospital de Emergencias Wisma Atlet, salió a la luz luego de que el paciente compartiera detalles en su cuenta de Twitter el viernes pasado; incluida una foto del EPI del enfermero tirado en el suelo del baño; donde supuestamente tuvieron sexo exprés y con covid incluido.

Los dos al parecer también mantuvieron una conversación por  WhatsApp que fue publicada por los medios indonesios y que sirvió para incriminarlos. El Comando Militar Regional, que supervisa las operaciones en el Hospital de Emergencias Wisma Atlet, investigó de inmediato el asunto. Y ambos fueron identificados e interrogados, según un portavoz militar.

La Asociación Nacional de Enfermería de Indonesia confirmó el incidente. Y dijo que cree que el profesional debería enfrentar acciones legales por su conducta.

Tercera ola en puertas

La tercera ola está aquí, la nueva cepa del Coronavirus se extiende por España, y la Nochevieja con todo lo que ello conlleva también. La Conselleria de Salud y Consumo ha recomendado este miércoles a la población de Mallorca no salir de casa para celebrar Nochevieja ya que la isla registra estos días la incidencia por coronavirus más elevada desde que se inició la pandemia. En un comunicado, la Conselleria ha pedido a los ciudadanos de Mallorca que extremen los contactos y eviten cualquier tipo de celebración social -más allá de personas convivientes y grupos burbuja- para celebrar la próxima Nochevieja. 

España se prepara para recibir el Año Nuevo en los hogares. Con un incidencia acumulada de 265 casos por 100.000 habitantes, muy por encima de los 250 que indican nivel de riesgo extremo, las comunidades se enfrentan a una pandemia en fase expansiva y asisten al cierre de 2020 con los contagios disparados. Este año no habrá cotillones, ni uvas ni preuvas. El avance de los contagios preocupa en las comunidades autónomas.

Crecimiento de la presión hospitalaria

De hecho, las comunidades afrontan la Nochevieja con unas cifras muy por encima de lo previsto especialmente en Baleares que ha visto crecer un 50 por ciento la presión hospitalaria en las Unidades de Cuidados Intensivos o la Comunidad de Madrid, que en las últimas 24 horas ha acaparado uno de cada tres contagios registrados en España.

También los contagios y fallecimientos se disparan en Cataluña que ha iniciado este miércoles la campaña de vacunación masiva con 98 muertes por covid, 2.573 contagios en las últimas 24 horas y un aumento de la presión hospitalaria. Hoy, el Ministerio de Sanidad ha notificado 16.716 nuevos casos, que elevan la cifra total de positivos a 1.910.218 y la de muertos a 50.689, con 247 fallecidos más.