La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 27 años como presunto autor de un delito de receptación de un vehículo robado y de dos delitos contra la seguridad vial por conducir de manera temeraria una motocicleta robada sin permiso de conducir tras perder todos los puntos.

Una patrulla de la Guardia Civil de Maracena prestaba servicio de seguridad ciudadana en la localidad de Víznar cuando los agentes vieron llegar una motocicleta a gran velocidad e intentaron interceptarla, pero el conductor no solo no paró, sino que huyó acelerando aun más poniendo en peligro a los vecinos que a esa hora de la mañana caminaban por la calle.

La patrulla salió tras el motorista fugado y este, al no conocer el pueblo, se metió en una calle sin salida, se quedó bloqueado y allí los agentes pudieron interceptarlo.

El joven no solo trataba de huir porque su permiso de conducir había perdido la vigencia porque había perdido todos los puntos; también porque la motocicleta motocross que conducía, sin matrícula, la había robado de un taller del municipio de Ogíjares el pasado mes de septiembre.

La Guardia Civil, que en un primer momento iba a investigar al joven por un delito de conducción temeraria, acabó deteniéndolo por un concurso de delitos al sumarle el conducir sin carné y la receptación de un vehículo robado, y trasladándolo hasta las dependencias del puesto de Maracena para instruir diligencias. Los agentes han devuelto la motocicleta recuperada a su legítimo propietario.

Otro robo en Granada

La Policía Nacional ha detenido en Granada a dos jóvenes de 19 y 20 años como presuntos autores del robo cometido en una casa del centro de la ciudad al que accedieron escalando por la fachada y donde el inquilino, un anciano de 90 años, les sorprendió antes de que huyeran.

Los agentes lograron detener al primer sospechoso en menos de 24 horas después del robo e identificar al segundo, que lo detuvieron posteriormente. A este último se le considera autor de al menos dos robos más en las últimas semanas de madrugada en pisos del centro de Granada a los que accedía mediante escalo.

Los detenidos sustraían el dinero en efectivo y los objetos de valor de las viviendas. A los dos, que han ingresado en prisión, se les ha intervenido el dinero que portaban.

Una denuncia por el robo cometido en este domicilio del centro fue la forma en que los agentes tuvieron conocimiento del suceso. Su propietario, un señor de 90 años, pasó fuera de su domicilio parte de la mañana y a su vuelta observó que diversos enseres y mobiliario se encontraban desordenados.

En esta misma situación encontró la planta superior de la casa donde se sorprendió al hallar a dos jóvenes que rápidamente emprendieron la huida, no sin que antes uno de ellos empujara y tirara al suelo al anciano, que no resultó lesionado.

Los ladrones abandonaron un televisor en el patio de la vivienda, hasta donde la habían trasladado con la clara intención de sustraerla, y los investigadores han recuperado un portátil que se encontraba oculto entre unas malezas en el patio de la vivienda, el cual ha sido devuelto a su propietario.