Casi un centenar de personas han iniciado una protesta violenta en el barrio burgalés de Gamonal. Han quemado contenedores pasadas las 21 horas de este viernes como protesta por el toque de queda impuesto desde las 22 hasta las 6 horas por el Gobierno de Pedro Sánchez.

Los violentos delincuentes han cortado la calle Vitoria de Burgos y han prendido fuego a gran número de contenedores. A la vez gritaban consignas contra las restricciones que se han impuesto para controlar la propagación de la pandemia provocada por el Coronavirus. Han mostrado su desacuerdo a pedradas con la policía por decretase desde el pasado sábado el toque de queda en la Comunidad de Castilla y León; así como por la decisión que desde las 14 horas de este viernes se hubiera cerrado perimetralmente.

Numerosos vecinos han salido a las ventanas de sus domicilios para quejarse ante lo que estaba sucediendo y la barbarie que presenciaban. La Policía Nacional ha desplegado varios efectivos antidisturbios, contra los que los jóvenes han lanzado objetos, mayormente piedras. A medida que los agentes avanzan por el Barrio, los vecinos ha aplaudido su presencia y se han escuchado gritos de ‘Esto no es Gamonal‘. Sin embargo, los agentes ante la virulencia de los manifestantes s han visto obligados a retroceder y alejarse de las piedras que les llovían.

Gamonal Estado de Alarma Toque de Queda
Contenedores en llamas en el barrio Gamonal, en Burgos, en pleno Estado de Alarma | EuropaPress

Hay que recordar que las restricciones nocturnas se establecen a partir de las 23:00 horas con finalización a las 6:00 de la madrugada. A través del toque de queda, el Gobierno de España pretende evitar la movilidad nocturna. Los ciudadanos se podrán mover en dicho horario por motivos justificados. El objetivo de Sánchez es llegar a un nivel de 25 contagios por cada 100 mil habitantes. En este sentido, es bueno incidir que el toque de queda es un mecanismo del Estado que implica la restricción a cualquier ciudadano de permanecer o circular por las calles de manera libre; y sin justificación.

«Burgos se va a llevar la mala imagen que dejan estos borregos en Gamonal»

Las imágenes inundan las redes sociales, donde no dan crédito de lo que está ocurriendo en Gamonal. Es el caso de Pablo: «Burgos se va a llevar la mala imagen que han dejado estos borregos en Gamonal. Pero la realidad de Burgos es otra, esta mañana, los verdaderos hosteleros, los que se preocupan por su negocio, han salido pacíficamente. Burgos no se merece el ruido de esa minoría«.

Ponchi, por su parte, pregunta: «¿Os acordáis cuando estabais orgullosos de cómo se levantaba Gamonal contra el fascismo? Pues no era eso. Son unos gamberros. Entonces y ahora«.

Cinty estalla: «Que dejéis de manchar el nombre de Gamonal y de su gente obrera. Esa gente ni son de gamonal ni trabajan. Son niñatos con ganas de liarla y joder al personal.  Queman contenedores, dejan las paradas de bus reventadas, escaparates… son escoria que no tiene luces, punto».

Alex, en esta misma línea insiste: «En Gamonal no están saliendo familias a defender sus negocios, están saliendo jóvenes sin oficio ni beneficio a enfrentarse a la policía un viernes noche porque son incapaces de respetar nada al creerse inmunes e impunes«.

También se han producido indecentes en Barcelona, junto al Decathlon de la Calle Canuda, donde han destrozado escaparates a pedrada limpia.

Desde Tercio manifiestan que «como se extiendan las protestas de Gamonal, en Burgos, de Barcelona, al resto de España, veremos a Sánchez saliendo de España cagando leches en el Falcón. El pueblo no quiere un segundo confinamiento ni un estado de alarma de 6 meses que nos hará vivir en una semi dictadura«.

De similar forma se expresa el conocido doctor en Economía, Juan Ramón Rallo: «Sabemos que la población (en todo el mundo) se va cansando de los confinamientos. Haber dilapidado el control epidemiológico de la primera ola no sólo va a causar muertes y miseria evitables, sino que quizá hayamos perdido la única ocasión para poder erradicar la pandemia«.