Una niña mata a su hermana embarazada y le saca el bebé

A su vez acaba con la vida de su hermano de 7 años lanzándolo al agua y apedreándolo

Una joven adolescente de solo 13 años se ha personado en las dependencias policiales para confesar un crimen. La menor mató presuntamente a su hermana embarazada de ocho meses y a su hijo de siete años en Porto Velho, Barsil. Según han informado fuentes policiales, la menor lo hizo «por venganza».

Junto a la menor también ha sido detenido otro joven de 15 años, cómplice del doble asesinato, quien a diferencia de su compañera, ha afirmado que lo hicieron para quitarle el bebé y dárselo a su madre, también arrestada.

Según apuntan fuentes cercanas a la noticia, la menor de 13 años golpeó a su hermana F.B.S. con una barra de hierro dejándola a punto de la muerte. Acto seguido fue a buscar a su sobrino, que presenció todo lo que habían hecho con su madre, lo llevó a un lago donde lo arrojó, sabiendo que no sabía nadar, y terminó con su vida tras apedrearlo.

El crimen no terminó ahí. Tras matar a su hermano de 7 años, volvió a buscar a su hermana, y le abrió el vientre para sacarle el bebé en su octavo mes de gestación.

La menor no actuó sola, sino que estuvo acompañada y aconsejada por un chico de 15 años, quién presuntamente habría seguido las indicaciones de su madre, de 34 años, que también ha sido detenida, aunque según su hijo no participó en el asesinato.

A falta de esclarecer los hechos, la policía baraja dos hipótesis. La primera apunta a que todo se trató de una venganza de la hermana pequeña por una presunta violación del marido de su hermana a ambas. La segunda, es que la madre del chico habría pedido que le robaran el bebé para entregárselo.

El bebé, que pesó 1,8 kilos, se encuentra bien en el hospital. Los adolescentes están en un centro de menores y la mujer es la única adulta detenida hasta ahora. La policía brasileña mantiene abierta la investigación.