‘¿Cómo no hay un Museo del Vino en Jerez?’

A pesar de la historia, la capacidad y la actualidad de la industria del vino, la ciudad carece de este atractivos turísticos

 TRIBUNA LIBRE   MERCEDES ORELLANA 

Si los vinos de jerez han conquistado y siguen conquistando el mundo, cómo no tenemos aún un Museo del Vino en nuestra ciudad?

Desde hace siglos hemos tenido y tenemos en nuestras manos un patrimonio único y singular, como son los vinos de jerez.

Sin embargo, y aunque cada vez sea más evidente que somos de las regiones enológicas más visitadas del mundo, todavía hay algo que nos falta.

Una ciudad que está en muchos de los circuítos de grandes viajes enoturísticos, y que ya despunta también como un magnífico atractivo de interés gastronónimo para foodies, sibaritas, gourmets, etc, aún no tiene su Museo del Vino.

Nos recomiendan como un “must” en los portales internacionales de destinos enogastronómicos mundiales, por la gran calidad y variedad en la oferta de vinos y restauración de la zona.

Nuestros alojamientos hoteleros son variados; desde la clasificación 5* GL, hasta otros sitios más asequibles al viajero de bolsillo modesto, pero que igualmente viene deseoso de disfrutar de una experiencia enológica de primer nivel.

Entonces, si tenemos todo el potencial a nuestro alcance, cómo es que nuestra ciudad carece de un museo para nuestro vino?

Jerez merece tener un sitio donde pueda acoger a todas aquellas personas que vengan a vernos, aquellos que se gastan su dinero en un viaje de avión o de tren desde puntos muy lejanos, para venir a conocer in situ las bondades de nuestra comarca, nuestra gastronomía, y nuestro sherry.

Estos visitantes (y locales), podrían conocer la historia de nuestros jereces, su origen, su versatilidad en restauración, el trabajo que se realiza en las viñas, y en definitiva, aprender a valorar cuántas personas y esfuerzo existe detrás de una copa de vino.

La celebración de la International Sherry Week, y del Día Mundial del Enoturismo, me parecen buena ocasión para reclamar lo que nuestra ciudad todavía no tiene, un Museo del Vino a la altura de uno de nuestros productos más internacionales, y que nos hace reconocidos en todo el mundo.

Mercedes Orellana González
Técnico en Empresas y Actividades Turísticas
Experto en Comercio Internacional
Experto en Marketing de Restauración