Un barrio gaditano planta cara a las casas de apuestas

Solicita al Ayuntamiento que impida la instalación de este negocio y clausure el que ya existe

La Asociación de Vecinos Segunda Aguada ha solicitado al ayuntamiento que impida la apertura de un nuevo negocio de este tipo y clausure el que ya existe en el corazón del barrio.

El presidente de la AVV Segunda Aguada, Antonio Peinado, recuerda que «precisamente, el Pleno del Ayuntamiento de Cádiz, en su sesión ordinaria correspondiente al mes de enero de 2020, aprobó por unanimidad la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para la regulación en la ciudad de la implantación de establecimientos de juego introduciendo un nuevo apartado que las regula, de forma que los mismos solamente se podrán situar en las zonas de uso global ‘residencial y de equipamiento’ si están a más de 500 metros de distancia de los accesos normales de entrada o salida a las parcelas destinadas a usos de equipamiento escolar, deportivo o sociocultural».

«Sin embargo, pese a que teóricamente no pueden situarse cerca de centros educativos, nos encontramos con la sorpresa de que están acondicionando un local del barrio para convertirlo en salón de juegos y apuestas, situado además frente a otro existente, cerca del Centro Privado de Enseñanza San Francisco de Asís, del Instituto Rafael Alberti y del C.P. Profesor Juan Carlos Aragón», lamenta Peinado.

Ante esta situación, el presidente de la AVV Segunda Aguada se pregunta «qué sentido tiene aprobar medidas sobre la regulación de este tipo de establecimientos si luego no parece que se vayan a cumplir».

«No nos parece casual que este tipo de establecimientos estén proliferando especialmente en los barrios de clase trabajadora y junto a los centros de enseñanza. No nos parecería admisible que nuestro Ayuntamiento permitiera que una casa de apuestas vulnerara lo establecido en Pleno.

Recordemos que los grupos más vulnerables, sobre todo jóvenes y adolescentes,  son los que tienen mayor riesgo de caer en las redes de la ludopatía causando todo tipo de problemas sanitarios, familiares y económicos», manifiesta Peinado.