Plácido Domingo: «El abuso es tan imposible como inconcebible»

El tenor español rompe su silencio tras las acusaciones de acoso sexual en Estados Unidos

El tenor español Plácido Domingo ha roto su silencio con los medios de comunicación tras las acusaciones de una veintena de mujeres de acoso sexual conocidas en los últimos meses y antes de su regreso a España, dentro del reparto de ‘Nabucco’ en el Palau de Les Arts, en los días 2, 5, 8 y 11 de diciembre.

«El abuso de mi posición directiva dentro de la estructura administrativa de las Óperas de Washington y de Los Ángeles, donde trabajé, es tan imposible como inconcebible», ha señalado Domingo en una entrevista a ABC recogida por Europa Press.

En este sentido, ha explicado que «siempre» eran entre tres y cinco las personas involucradas en la toma colectiva de decisiones sobre los repartos y otras medidas artísticas. «Nunca me involucré en la firma de los contratos. Había siempre directivos de otras áreas del teatro», ha asegurado.

El tenor español ha incidido en que «nunca» le ha prometido a nadie un papel y «mucho menos una carrera». Asimismo, ha afirmado que «jamás» ha «obstaculizado el camino a nadie» y que «tampoco impondría ni lastimaría a ningún cantante».

«Los muchos que sí me han tratado saben que yo nunca me he comportado del modo acosador, agresivo y vulgar como en el que me han acusado», ha defendido el artista, quien ha destacado que, al cabo de más de medio siglo de vida pública «a más no poder», la gente le «debería conocer de sobra».

Respecto a si ha podido haber una conspiración por parte de la Iglesia de la Cienciología, Plácido Domingo ha subrayado que las acusaciones no han tenido «nada que ver» con la Cienciología, con los que «nunca» han tenido «ningún problema».

Por otro lado, en una entrevista con El Confidencial, el tenor ha hecho hincapié en que «nunca» ha «represaliado, truncado o perjudicado la carrera de nadie» y nunca ha prometido un papel «a cambio de favores». «Lo que sí consta es mi compromiso con los jóvenes cantantes y mi responsabilidad en el lanzamiento de tantas carreras», ha dicho.

«Cuando me refería a las costumbres de otras épocas en absoluto estaba relativizando el abuso o el acoso, de ninguna manera estaba tolerando ningún tipo de acoso o de abuso», ha sentenciado Domingo.

En la misma línea, el artista español ha señalado que ha sido «galante» pero «siempre en los límites de la caballerosidad, el respeto y la sensibilidad». «Los españoles somos cálidos, afectuosos y cariñosos. Me refería sobre todo a la cultura del piropo», ha precisado.

En sus palabras, aquellos que le conocen saben que «nunca» se ha comportado «de la manera agresiva, acosadora y vulgar» en la que le han «pintado». «Lo que he vivido fue imparable. La acusación y la sentencia vinieron instantáneamente de la mano y no hubo nada que hacer, más que guardar la calma y el silencio hasta que pasó el furor», ha lamentado.

Preguntado sobre el origen de las acusaciones, el tenor ha reconocido que no sabe «cuál es» y ha criticado que la credibilidad que se concede a esas acusaciones «es automática». «Esta es una causa mediática, de opinión pública. Y me he sentido juzgado, sentenciado y condenado por anticipado. Pero no he sido acusado de ningún delito», ha asegurado.