Tremendo pánico el vivido en el Hospital Basurto de Bilbao, debido a un fuerte incendio con origen en una de las plantas donde se encuentran ingresados enfermos con Covid-19. El fuego provocó incluso el traslado de pacientes hacia otras zonas del centro.

El incendio se originó en una de las habitaciones del pabellón Revilla del Hospital de Basurto, en Bilbao. A causa de ello, la paciente ingresada en el mencionado habitáculo resultó herida.

Al parecer, según las investigaciones, el fuego pudo ser originado por la propia paciente. Y es que la paciente se puso a fumar en su habitación, lo que provocó que la bombona de oxígeno le explotara ante su cara.

Una bombona de oxígeno que necesitaba la enferma, debido a que padecía Coronavirus, por lo que estaba siendo tratada en el centro médico. Tenía problemas de respiración y la bombona le servía para sobrevivir.

Así según informa el coordinador del Programa de Vigilancia y Control del Departamento de Salud y de Osakidetza, Ignacio Garitano; al margen de las heridas padecidas por la persona afectada por el incendio, no se produjo ningún otro «percance importante».

No obstante, el incendio pudo suponer un grave problema, ya que la planta de enfermos de Covid-19 tuvo que ser desalojada al completo. El movimiento de pacientes con Coronavirus por el centro pudo suponer un foco de contagios.

En cuanto al fuego, los bomberos desplazados hasta el lugar tardaron en torno a media hora en controlarlo, mientras reubicaban a algunos enfermos en otras plantas del pabellón. El suceso tuvo lugar sobre las 15:00 horas de este jueves 29 de octubre.

Fumar y el Covid-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido a fumadores y consumidores de tabaco que es probable que sean más vulnerables al Covid-19 ya que el acto de fumar implica que los dedos, y en consecuencia, los cigarrillos, estén en contacto con los labios-boca, lo que aumenta la posibilidad de transmisión del virus si existe contaminación en la mano.

Además, recuerda que los fumadores también pueden tener una enfermedad pulmonar o una capacidad pulmonar reducida, lo que aumentaría en gran medida el riesgo de enfermedades graves.

En este sentido, señala que las condiciones que aumentan las necesidades de oxígeno o reducen la capacidad del cuerpo para usarlo adecuadamente pondrán a los pacientes en mayor riesgo de enfermedades pulmonares graves, como la neumonía.

En cuanto a los productos para fumar, como las pipas de agua, a menudo implican compartir boquillas y mangueras, lo que podría facilitar la transmisión de Covid-19 en entornos comunitarios y sociales.