La Policía Local de Córdoba ha detenido a un hombre de 45 años como presunto autor de la quema de un contenedor en la barriada de San Rafael de la Albaida, en concreto en la plaza Benigno Lacort, según ha informado el Ayuntamiento.

Los hechos ocurrieron en la noche de este jueves 29 de octubre, alrededor de las 22,00 horas. Los agentes recibieron una llamada a la sala del 092 informando de que una persona estaba incendiando un contenedor en la citada plaza, motivo por el que se desplazó una patrulla hasta el lugar, así como una dotación del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de Córdoba (SEIS).

Una vez personados en el lugar de los hechos, la Policía Local contactó con dos testigos que corroboraron la información e indicaron que habían grabado en vídeo a esta persona cuando procedía a la quema del contenedor y de unos restos de forraje que había a unos metros.

Por este motivo, los agentes de la Policía Local detuvieron a este hombre como presunto autor de un delito de daños, instruyéndose las oportunas diligencias y siendo puesto a disposición del Cuerpo Nacional de Policía.

Otros incendios intencionados en Córdoba

La Policía Nacional ha detenido en Córdoba a un joven como presunto autor de un delito de incendio, cometido a comienzos del pasado mes de septiembre a altas horas de la madrugada. El joven, supuestamente prendió fuego a la maleza de una zona ajardinada de pastos situada junto a varias viviendas en Mirabueno.

Según ha indicado la Policía en una nota, los hechos ocurrieron a comienzos del mes de septiembre de madrugada. Tras saltar el aviso a los agentes que patrullaban en servicio preventivo de la delincuencia para que se dirigieran a la zona de Mirabueno, donde, al parecer, varios jóvenes habrían prendido fuego a una zona ajardinada de pastos.

Por lo tanto, ante tales manifestaciones, los agentes establecieron el correspondiente dispositivo para la localización de estas personas, comunicándolo rápidamente al Servicio de Prevención y Extinción de Incendios, quienes sofocaron el foco.

Fruto de los datos obtenidos en el dispositivo se procedió a la localización e identificación de cinco jóvenes en las cercanías del lugar de los hechos, a las que se les encontraron entre sus pertenencias varios mecheros con los que presuntamente pudieran haber ocasionado el incendio.

Desde ese momento, agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría de Córdoba se hicieron cargo de la investigación. Tras realizar diversas pesquisas, lograron determinar que uno de los jóvenes era el presunto autor del incendio y de los daños ocasionados valorados aproximadamente en unos 4.000 euros.