La Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Salud y Familias, ha abierto un expediente sancionador al titular del establecimiento que el pasado domingo congregó en una boda a un total de 97 personas que fueron sorprendidas por la Policía Local cuando bailaban en la sala de fiestas sin usar mascarilla. Estos hechos fueron denunciados y por ellos la autoridad sanitaria propone una sanción de 51.000 euros que aún no es firme.

La boda tuvo lugar el pasado domingo por la noche, tras la declaración del nuevo estado de alarma. Entonces, los agentes se desplazaron hasta el local ubicado en la zona de Bayyana para comprobar la celebración de la fiesta. En el local, además, se incumplía la distancia interpersonal de seguridad de al menos metro y medio de distancia. Además, las mesas contaban con agrupaciones de diez personas, según la denuncia formulada por los agentes.

Los hechos descritos podrían ser constitutivos de al menos tres sanciones. Se observa una posible infracción grave por haberse permitido la celebración de una boda en la que las aglomeraciones habrían impedido o dificultado la adopción de medidas sanitarias, lo que puede repercutir en un daño o riesgo grave para la salud.

Abierto el plazo de alegaciones

El expediente se encuentra en tramitación. Ahora abre ahora un plazo de alegaciones para que los interesados puedan aportar la documentación que estimen conveniente. Pero propone una multa de 50.000 euros por esta infracción.

Asimismo, se estima a tenor de la denuncia policial la comisión de otras dos posibles infracciones leves, penadas con 500 euros cada una, por no informar a los clientes del local de las medidas ‘anticovid’ como el aforo reducido; el uso de la mascarilla; o el horario del local; así como por no inhabilitar la pista de baile en la boda, ya que las restricciones marcadas por las autoridades imposibilitan su uso.

La delegada de la Junta en Almería, Maribel Sánchez, ya se pronunció esta semana sobre este tipo de bodas y eventos. Avanzó, en el caso de la boda, que el Gobierno andaluz sería riguroso en la aplicación de las medidas disciplinarias por incumplir las normas diseñadas para la protección de la salud.

«Esa irresponsabilidad, desde la Junta de Andalucía, por la parte de sanciones, vamos a ser muy estrictos y con la ley en la mano para intentar dar ejemplo», manifestó entonces Sánchez Torregrosa. Además, apuntó que en las circunstancias actuales no se puede celebrar una boda «como si aquí no pasara nada». Por ello, considera que «esos comportamientos» no pueden ser tolerados desde las administraciones.