La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha hablado sobre la expulsión de Teresa Rodríguez del grupo de Adelante Andalucía. La pareja de Pablo Iglesias ha reconocido que es «muy triste» la escalada a la que han llegado las diferencias en el seno del grupo parlamentario de Adelante Andalucía. A su vez, Irene Montero ha añadido que «ninguna de las dos partes ha frenado el conflicto».

En declaraciones a RNE, la también dirigente de Podemos ha recalcado que esas discrepancias en el seno de las organizaciones no se han frenado durante este tiempo. De hecho, la ministra de Igualdad se remite a las explicaciones sobre la expulsión del grupo Adelante Andalucía de la líder de Anticapitalistas, Teresa Rodríguez, y otros siete diputados afines que han tomado en el seno autonómico.

«Me temo que las dos partes, no solo por la parte de Unidas Podemos, no han visto posibilidad de desescalar el conflicto. Ninguna de las dos partes ha frenado ese conflicto», ha remachado Irene Montero.

Preguntada por las explicaciones que la líder de Anticapitalistas, Teresa Rodríguez, reclamaba al líder de Podemos, Pablo Iglesias; Irene Montero ha remarcado que es una decisión tomada desde su «autonomía»; por las organizaciones en el ámbito andaluz que conforman esas confluencias, como bien «sabe y reivindica Teresa».

La expulsión del grupo parlamentario coincide con la baja por maternidad de Teresa Rodríguez. Ante esto, la ministra Irene Montero ha señalado que ella misma, tras sus dos embarazos, sabe que la «política no para», para insistir en que es «triste» la situación de las diferencias.

Teresa Rodríguez responde a Irene Montero

Tras la declaraciones de la ministra Irene Montero, Teresa Rodríguez no ha tardado en dar respuesta. Ha sido a través de twitter, donde ha asegurado que la «la Ministra de Igualdad defendiendo en Radio Nacional que se me expulse del Grupo Parlamentario mientras estoy de permiso de maternidad porque a ella la derecha también la ha atacado mientras lo estaba».

Matizaba diciendo: » «La política no para», ha dicho. Esto tampoco me lo esperaba». Teresa Rodríguez ha seguido argumentando que «pensaba que la «sororidad» era una línea roja, un consenso incuestionable entre las que nos llamamos feministas, una solidaridad de género que va más allá de nuestras posiciones políticas, pero no».

Por último, ha asegurado que tiene «la tranquilidad de haber apoyado a Irene Montero siempre que la han atacado desde el Patriarcado y lo seguiré haciendo, no por ella sino por mí y por mis hijas y por las hijas de todas».