La Policía Nacional ha detenido en Málaga a un hombre de 34 años y nacionalidad española por su presunta implicación en un delito de violencia doméstica y otro contra la salud pública, ya que los agentes acudieron al domicilio del investigado ante la llamada de auxilio de su progenitor, presunta víctima de malos tratos, donde además hallaron una pequeña plantación de marihuana.

Los hechos ocurrieron el pasado día 22 de octubre sobre la media noche, cuando la Sala del 091 recibió una llamada alertando sobre unos presuntos malos tratos de un hijo a su padre en un domicilio de la zona norte de la capital, según han informado desde la Comisaría provincial.

Al requerimiento acudieron varias dotaciones de policía que a su llegada asistieron en primer lugar a la víctima; que manifestó tener asiduamente problemas con su hijo y que en esta ocasión el joven le había propinado un puñetazo en la cara.

En el transcurso de la actuación los agentes pudieron comprobar cómo el presunto agresor había instalado en su dormitorio un pequeño laboratorio de marihuana. Poseía 40 plantas de cannabis, ha asegurado desde la Policía Nacional en un comunicado.

Finalmente, el joven fue detenido como presunto responsable de un delito de violencia doméstica y otro contra la salud pública. Además de las plantas le fueron incautados 435 gramos de cogollos de marihuana picada, lámpara de calor, sistema de riego y fertilizantes.