La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud y Familias ha elaborado una guía de actuación para las personas afectadas por el cese de actividad en las clínicas dentales Dentix.

El documento, en forma de guía, que se puede consultar en la web de Consumo Responde (www.consumoresponde.es), tiene como objetivo orientar a las personas afectadas por la interrupción de los tratamientos contratados con la clínica sobre los mecanismos y herramientas a su disposición para reclamar sus derechos.

Con este fin, según un comunicado, se incluyen consejos y recomendaciones generales para llevar a cabo el proceso de reclamación con agilidad y eficacia. Y se indican los distintos pasos a seguir para reclamar según la situación particular de cada paciente.

Se tiene en cuenta si ha abonado directamente su tratamiento o si lo ha financiado a través de un crédito. Asimismo, se facilitan los datos de contacto de los distintos organismos y entidades involucradas. Y se ofrecen diferentes modelos orientativos de documentos en la guía para facilitar el proceso de reclamación.

Hojas oficiales de quejas

Entre estos documentos se facilitan escritos para adjuntar a las hojas oficiales de quejas y reclamaciones que se presenten ante la clínica dental; para solicitar la historia clínica; para reclamar ante la entidad financiera en su caso; reclamar ante los colegios profesionales de dentistas; o para denunciar incumplimientos de la normativa ante distintos organismos oficiales.

Además de la publicación de esta guía, y con el objetivo de establecer las medidas necesarias para la protección y defensa de los intereses de las personas afectadas por la situación de la empresa, desde la Dirección General de Consumo se han mantenido durante las últimas semanas diferentes reuniones con todos los agentes involucrados.

En este sentido, se han celebrado encuentros con la propia empresa, con las entidades que han financiado tratamientos a sus pacientes. Y con el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Dentistas. Asimismo, se está en contacto permanente con los responsables de Salud Pública de la Junta de Andalucía para abordar todas las cuestiones a tener en cuenta.

Consumo responde

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde. Se trata de un servicio gratuito de información a los consumidores y usuarios, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico (consumoresponde@juntadeandalucia.es); del perfil de Twitter (@consumoresponde ); y el de Facebook (www.facebook.com/consumoresponde ).

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMICs), y en las organizaciones de consumidores y usuarios.

Quiebra de Dentix

La historia de las cadenas de clínicas dentales de bajo coste está escrita con trazos de sombras, escándalos y fraudes en España. Primero fue el cierre por sorpresa de Funnydent en enero de 2016. A la que siguió meses después la acusación de estafa hacia el fundador de Vitaldent.

Sin embargo esta última ha logrado solucionar sus problemas y sus establecimientos siguen abiertos y funcionando. Dos años después, se produjo la quiebra de iDental y ahora llega la solicitud de concursos de acreedores por parte de Dentix.

En el caso de Dentix, los problemas han venido de las dificultades para consensuar un acuerdo de refinanciación o inversión a corto plazo. «Los consecuentes graves incumplimientos del fondo de inversión de KKR con Dentix han tenido un impacto devastador en todo el negocio y en particular en la tesorería y necesidades de caja de la compañía», informó la compañía en un comunicado. Dentix explicó que «KKR ha reiterado su negativa a cumplir con sus obligaciones contractuales de inversión en el grupo, abandonando a la compañía, sus trabajadores, acreedores y pacientes».