El torero Enrique Ponce ha sido operado de urgencia por una hernia de estómago, según la revista Semana.  El diestro ha sido intervenido esta mañana en la Clínica Cristo Rey de Jaén. La revista no da detalles de la intervención. Tras este varapalo por el hecho de ser operado de urgencia, Ponce tendrá que dejar aparcados sus compromisos profesionales por un tiempo.

Esta no es la primera vez que el de Chiva se ve en esta tesitura de ser operado de urgencia. Por ejemplo, en marzo del año pasado fue intervenido durante cuatro horas de la grave lesión de la rodilla izquierda que se produjo cuando, tras una cogida, se rompió los ligamentos cruzados anterior y lateral interno.

Enrique Ponce, tal y como indica la revista, estaba inmerso en la grabación de su disco, así como con otros negocios y su profesión de torero.  Por el momento, se desconoce el tiempo que el torero tendrá que estar ingresado en el hospital, aunque todo apunta a que no permanecerá muchos días teniendo en cuenta la crisis sanitaria a la que estamos haciendo frente. No es la primera vez, ni mucho menos, que Enrique Ponce tiene que ser intervenido, aunque por otros motivos como, por ejemplo, cogidas que haya sufrido mientras toreaba.

Ponce, que ya ha concluido la temporada taurina de este año en España, vive un momento dulce en lo sentimental con su muy mediática relación con la joven Ana Soria. Sin embargo, los papeles de su divorcio con Paloma Cuevas siguen sin firmarse.

La gran historia de amor del verano

Enrique Ponce y Ana Soria han sido, sin duda, protagonistas de la gran historia de amor del verano. Y parece que lo serán también del otoño.

Desde que anunció su separación de Paloma Cuevas y reconoció su relación con la estudiante de derecho almeriense, el torero valenciano ha sido una duda continua entre hacer público su amor o mantenerlo en la esfera privada por el bien de sus hijas y su exmujer. Así que a un periodo de exaltación del amor con tiernas publicaciones de besos y carantoñas le seguía una de desconexión.

Pero el enamoramiento es lo que tiene, que hay que gritarlo a los cuatro vientos; así que Ponce ha decidido retomar sus amorosas publicaciones en Instagram.

En una de las imágenes, Ana y Enrique posan felices con atuendos deportivos, ambos con modernos pantalones pitillo. Ponce completa su juvenil atuendo con una cazadora de motero con tachuelas y deportivas. Son precisamente las zapatillas lo que llama la atención en esta foto de la pareja: ¡los dos llevan las mismas!