El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha insistido en que todo lo que se haga para bajar los indicadores en relación con el Covid-19 le parece «positivo» y ha dicho que la clave está en crear espacios seguros.

De la Torre, tras ser cuestionado por las medidas del Gobierno andaluz para frenar el coronavirus, ha explicado que no tiene datos para ver si lo que ha decidido la Junta es lo acertado o no, aunque ha añadido que «doy por hecho que es lo acertado».

Asimismo, ha agregado que lo más importante en tema de economía es que la salud y sus indicadores, en este caso las incidencias por cada 100.000 habitantes, en materia de COVID sea «lo más bajos posibles».

Ha destacado, de igual modo, que Málaga, junto con la comarca de la Axarquía tiene baja incidencia; pero «en general» toda la provincia, aunque hay restricciones en la zona de la comarca de Antequera.

«Quiero valorar el esfuerzo que se hace por la gente para conseguir los mejores números posibles y el esfuerzo de los equipos de salud, que trabajan día y noche», ha subrayado.

No obstante, ha insistido en que se tiene que hacer el mayor número de test y de rastreos. En este punto, ha recordado el proyecto piloto impulsado por el Consistorio, señalando que ahora cuenta con el apoyo del Ayuntamiento; pero «algún día tendrá que tener vida propia y ser sostenible económicamente», lo que redundará en «apoyo» al SAS al localizar a personas asintomáticas.

«Ese tipo de trabajo y actuaciones es el que tenemos que fomentar. Colaborar desde el tejido empresarial y sociedad civil con el trabajo profesional y entregado que hace el SAS», ha concluido.

Juanma Moreno avisa de medidas más duras si los casos no bajan

Andalucía atraviesa momentos críticos durante la segunda ola del Coronavirus. Desde este viernes 29 de octubre, la comunidad permanece cerrada perimetralmente, así como la mayoría de municipios.

A pesar de las medidas, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha pedido a los andaluces que este puente de Todos los Santos se queden en sus casas. O en su defecto que permanezcan en un entorno cercano.

Del mismo modo, Moreno ha avisado de implantar medidas más duras si las nuevas restricciones de movilidad no se traducen en una reducción de los contagios de coronavirus.

En el transcurso de una visita a las obras de reforma que se ejecutan en el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva, el presidente de la Junta se ha pronunciado así apenas unas horas después de que entrara en vigor, desde la medianoche de este viernes, el cierre perimetral de Andalucía en su conjunto y de 449 de sus municipios, incluidos todos los de las provincias de Sevilla, Granada y Jaén como consecuencia de la incidencia de la pandemia en la región.

Moreno ha advertido de que la situación en Andalucía «es mala», y, de hecho, ha avanzado que este viernes, por segundo día consecutivo, se ha superado la cifra de 5.000 nuevos casos positivos confirmados en 24 horas; por lo que ha advertido de que, si la curva de contagios no se frena con las nuevas medidas restrictivas de movilidad, tendrá que tomar otras «más duras».

En esa línea, y tras señalar que el confinamiento perimetral y de 449 municipios ha comenzado a aplicarse «sin incidencias graves» este viernes, el presidente de la Junta ha llamado a la ciudadanía a concienciarse de que las próximas semanas o incluso meses por venir «van a ser muy duros».