Amenaza a una empleada con un cuchillo para llevarse 500 euros de la caja registradora

El detenido se refugiaba en distintos domicilios de la localidad, y fue detenido tras una intensa búsqueda de los guardias civiles

La Guardia Civil de Cádiz, ha detenido en Puerto Serrano, a una persona como presunto autor del robo con violencia e intimidación cometido en un establecimiento de hostelería, donde el detenido esgrimió un cuchillo de de grandes dimensiones para llevarse 500 euros de la caja tras amenazar a la empleada del establecimiento.

La detención se realizó tras un intenso dispositivo de búsqueda ya que a pesar de su identificación policial, se refugiaba en distintos domicilios de la localidad.

El atraco tuvo lugar el pasado día 21 de octubre en un bar de la localidad de Puerto Serrano, cuando un individuo que ocultaba su rostro con un pasamontañas, se introdujo en el establecimiento esgrimiendo un cuchillo de grandes dimensiones con intención inequívoca de robar en el negocio.

Tras amenazar a la empleada, la cual se encontraba sola en esos momentos, el ahora detenido sustrae unos 500 euros aproximadamente de la caja del local y emprende la huida a pie.

La Guardia Civil, fue alertada de lo sucedido en el establecimiento, activando a las patrullas disponibles en las zonas por las que podría haber huido. Tras organizar el dispositivo de búsqueda del sospechoso, se pudo constatar la identidad del mismo, tratándose de M.T.R. de 51 años y vecino de la localidad, siendo conocido como delincuente habitual, y con fuertes vínculos en la localidad , que le estarían proporcionando cobertura para evitar su detención.

Tras aparentar que se relajaba la búsqueda del sospechoso, en la tarde del pasado día 28, los guardias civiles lo localizaron al salir de uno de los domicilios controlados, por lo que de manera inmediata se produjo su detención. Tras ser trasladado a dependencias de la guardia civil, se llevaron a cabo las oportunas diligencias para su puesta a disposición ante el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción núm. 2 de los de Arcos de la Frontera, quien una vez oídas las partes y comprobadas las pruebas aportadas por la Guardia Civil, decretó el inmediato ingreso en prisión para el detenido.