Nuevo golpe al tráfico de drogas en la provincia de Cádiz. En este caso en El Puerto de Santa María, donde vendían cocaína en una vivienda particular en la barriada de ‘Pinillo Chico’. Dos individuos han sido detenidos y han ingresado en prisión por un delito de tráfico de drogas.

Así lo ha informado la Policía Nacional en una donde, donde detalla que el Grupo Operativo de Apoyo de la Brigada de Policía Judicial observó; después de varias vigilancias en la conocida barriada Portuense de ‘Pinillo Chico’; que un domicilio particular podía estar sirviéndose como punto de venta de droga a pequeña escala.

Los agentes realizaron varias vigilancias a distintas franjas horarias y distintos días de la semana en la vivienda de El Puerto. Tras ello, comprobaron que numerosas personas de diferentes clases sociales subían y bajaban de la referida vivienda con relativa celeridad.

Tras realizar cacheos superficiales, a varios de ellos se les incautó la cocaína que portaban en pequeños paquetes de plástico; proponiéndolos para sanción por infracción a la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana 4/2015.

Después de  varias investigaciones en la cita vivienda de El Puerto, los agentes comprobaron que el morador de la vivienda era un hombre conocido por la Brigada de Policía Judicial por haber estado detenido en otras ocasiones por el mismo ilícito penal. Además, se comprobó que siempre actuaba con otro también conocido por los agentes por hechos similares.

Así, realizaron un estudio estratégico de la vivienda donde realizaban el tráfico de estupefacientes, en este caso cocaína. Acto seguido observaron que estaba preparada para dificultar el acceso a la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Un bunker para que no llegará la Policía

Por lo que se trataba de un búnker que presentaba una puerta de hierro acorazada con tres cerrojos de grandes dimensiones. También contaba con una doble reja en las ventanas y en el patio interior; sirviéndose de la ayuda de terceras personas para alertar a los autores de la posible presencia policial en las proximidades.

Por su parte, el Grupo Operativo de Apoyo, junto con la Brigada de Seguridad Ciudadana, realizaron un exhaustivo estudio para averiguar cuál podría ser la hora idónea de entrada en la vivienda en El Puerto, con el fin de que en el registro, previamente autorizado por la Autoridad Judicial y en presencia de la letrada de la Administración de Justicia, se incautase la máxima cantidad posible de sustancias prohibidas, realizando la entrada de forma rápida y eficaz para evitar que se desprendieran de la droga.

Finalmente, al acceder a la vivienda situada en El Puerto, los agentes sorprendieron a uno de ellos realizando el pesaje de unas de las bolsas con sustancias intervenidas. El segundo, por su parte, estaba en actitud vigilante a través de la ventana que da hacia el portal de acceso a la vivienda.

Una vez los agentes en el interior de la casa, aprehendieron 19 bolsas que arrojaron un total 1.450,6 gramos de cocaína, así como la recaudación de 1.755 euros, munición de armas y otros útiles para el desarrollo de la actividad.

La Policía Nacional, ha asegurado que la droga intervenida, cuyo destino no sería en su totalidad al consumidor sino a proveer a distintos puntos de ventas de la Bahía de Cádiz, podía ser cortada y alcanzar cuatro veces su peso inicial, ascendiendo a un total de seis kilogramos de peso de cocaína al consumidor final.

Aumento preocupante del tráfico de drogas en Andalucía

La criminalidad vinculada al tráfico de drogas ha crecido en el último año un 17 por ciento en la comunidad andaluza. Este es el incremento más elevado en el conjunto de los delitos que se dan en Andalucía.

El aumento de esta clase de delitos, que llega a ser de más de un 70 por ciento en lugares como Ceuta.

La droga que plantea los problemas «más graves de criminalidad es indudablemente el hachís«, siendo la principal vía de entrada la marítima, por todo el litoral de la costa andaluza.

Las presión policial llevada a cabo en el Campo de Gibraltar, con 93.615 kilos de hachís aprehendidos solo el año pasado, ha tenido como consecuencia el desplazamiento de las descargas a otras zonas. Huelva, por su parte, ha triplicado las incautaciones con la intervención de 85 toneladas o Almería con 22 toneladas intervenidas.

En Málaga y Sevilla la Fiscalía ha confirmado la existencia de numerosos grupos criminales relacionados con los clanes del Campo de Gibraltar.

La Fiscalía Superior expone que es precisamente la confluencia de distintos grupos criminales, en la consecución de grandes alijos, lo que supone una seria dificultad para la tramitación de las macrocausas. De hecho, alerta de la lentitud de la instrucción, ante la falta de medios de los juzgados y tribunales.

Esto propicia que muchas de las causas por tráfico de drogas sean asumidas por juzgados mixtos que no tienen la suficiente capacidad para una tramitación en un tiempo razonable. Esto da lugar a la puesta en libertad de investigados con alta probabilidad de reincidencia y reinicio de la actividad delictiva, en algunas ocasiones.

El tráfico a gran escala de cocaína tampoco puede desdeñarse en Andalucía; especialmente en el territorio del Campo de Gibraltar y provincia de Málaga y poblaciones colindantes.