CSIF, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en la comunidad andaluza, junto con Anpe y FeSP-UGT, han proseguido este miércoles las movilizaciones acordadas conjuntamente con las que exigen más recursos para un curso escolar seguro ante la Covid-19. En esta ocasión se ha llevado a cabo una caravana de coches reivindicativa por las principales avenidas de Cádiz (desde la Delegación del Gobierno de la Junta en plaza de España hasta Cortadura y regreso a la misma plaza) en demanda de un mayor esfuerzo presupuestario por parte de la Consejería de Educación y Deporte de la Junta para contratar a más docentes y reducir las ratios en las aulas andaluzas.

Estas movilizaciones conjuntas se han repetido en todas las capitales de provincia de Andalucía. Suponen una continuación de las concentraciones celebradas ante las delegaciones territoriales de Educación del pasado día 18. Y se complementan con una campaña en redes sociales por la seguridad en las aulas andaluzas.

CSIF, Anpe y FeSP-UGT han movilizado este miércoles a delegados y simpatizantes que, en sus vehículos particulares, han participado en las mencionadas caravanas bajo el lema +Docentes -Ratio +Seguridad.

Con estas caravanas se reclama a la Administración educativa más inversión en recursos humanos y materiales para afrontar con garantías de seguridad el curso escolar 2020-2021, marcado por la crisis sanitaria de la Covid-19. Se exige a la Junta más plantilla para poder llevar a cabo más desdobles de grupos que garanticen bajar de ratio para poder cumplir las medidas fijadas por la autoridad sanitaria en las aulas.

Los recursos actuales son insuficientes

La responsable del sector de Educación de CSIF Cádiz, Marian Avancino ha reclamado a la Junta “mayor esfuerzo inversor para que la educación sea una cuestión de primer orden”. Al tiempo, ha subrayado que los convocantes piden “mayor seguridad en nuestra aulas y una educación de la máxima calidad”.

Las organizaciones sindicales continúan en conversaciones con la Administración educativa. Entienden que “los recursos que ésta ha puesto sobre la mesa son insuficientes para afrontar con las máximas garantías de seguridad el curso escolar”. «Son imprescindibles más desdobles”, ha asegurado Avancino.