La Concejalía de Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria (Málaga) ha informado de la ejecución de un nuevo plan de tratamiento biológico contra el mosquito tigre que se va a realizar próximamente en el municipio, según ha avanzado la concejala del área, María del Carmen Cañizares.

La edil ha explicado que «se va a desarrollar un tratamiento generalizado en todo el municipio, intensificándolo en las zonas donde haya tenido mayor incidencia. Dicho tratamiento biológico es respetuoso con el medio ambiente y la salud de las personas».

Los trabajos comenzarán en breve «con la idea que se inicie antes de que comienzan las lluvias», ha indicado Cañizares. Los trabajos correrán a cargo de la empresa Andaluza Tratamiento de Higiene SA.

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, ha destacado la necesidad de «establecer un programa de vigilancia y diagnóstico de las poblaciones de mosquitos tigre en nuestro municipio, con el fin de limitar o regular la existencia de esta especie».

También, el regidor ha explicado que con este plan «también atendemos una queja ciudadana». La fase anterior del plan consistió en la instalación de trampas de muestreo en las zonas verdes del municipio.

Una especie en continua expansión

Los mosquitos tigre duplican su presencia y se expanden por áreas de la geografía española en las que son poco frecuentes. La cantidad y regularidad de las lluvias registradas en los últimos meses, sumadas al calor, han provocado un aumento exponencial de este insecto.

Su incómoda presencia supone un peligro para la salud y perjudica el bienestar de la población, por lo que muchos municipios ya han activado protocolos para afrontar la invasión y minimizar el impacto durante la temporada estival.

Las picaduras del mosquito tigre son uno de los principales problemas al que está expuesta la población. Este insecto puede actuar como transmisor de enfermedades letales como el dengue, el chikungunya o el Zika.