No todos los días los almerienses pueden ver una calabaza enorme y la pasada semana fue posible en el Mercado Central gracias a Manuel Planells, agricultor encargado de hacer posible que estas calabazas gigantes crezcan en su huerto de La Cañada de San Urbano, en una iniciativa desarrollada por el Área de Promoción de la Ciudad.

La enorme cucurbitácea, familia a la que pertenecen las calabazas, ha logrado el récord andaluz con 456,8 y, desde el 17 de septiembre estuvo expuesta junto a su ‘hermana’ pequeña de nada más y nada menos que 130 kilos para que todos pudieran fotografiar y guardar en el recuerdo su paso por el Mercado Central.

Una vez ha alcanzado el punto óptimo de madurez, Manuel Planells ha procedido al corte de ambos productos expuestos y, de esta manera, hace unos días se realizó el reparto de la calabaza a los consumidores y vendedores del propio Mercado Central para que degusten su sabor.

El proceso de crecimiento

Manuel Planells comparte sus milagrosas semillas a través de la página web www.giganteas.com, y contó que “es un cultivo que procede de una afición con el que llevamos algunos años. El proceso es por una parte, sencillo y por otra parte complejo, depende del tiempo que se le quiera dedicar. Normalmente el cultivo dura entre cuatro y cinco meses. Aquí en Almería, con las inclemencias del tiempo que tenemos siempre con los golpes de calor, terminamos un poquito antes y vamos en desventaja con respecto a otras zonas, pero este año la cosa ha ido bien. En el transcurso de dos meses de crecimiento de la planta y otros tres meses de engorde del fruto pues hemos llegado a conseguir este peso de 456,8 kilos”.

La calabaza no es únicamente su objetivo pues también ha tenido tiempo para probar con otros cultivos. “He hecho pruebas con tomate gigante. Llegué a casi 1,7 kilos. He hecho algunas pruebas con sandía gigante, pero las he desechado por ahora porque esto de las calabazas me requiere mucho tiempo, pero pienso volver a ella porque es interesante”, ha concluido.