¿De quién es el sentimiento xerecista?

Tribuna Libre de Luis Barragán: “somos, y me incluyo, xerecistas de pleno derecho”

Ahora que he captado vuestra atención con mi escrito del sábado, donde recogí todas las “porquerías” que están en la calle, ante todo quiero pedir disculpas a todo aquel que se sintiera ofendido. No es lo que yo siento. Aunque mi propósito, que era que lo leyerais, está conseguido.

Me gustaría aclarar que evidentemente no es mi intención catalogar a los aficionados al Xerez Deportivo FC como “efecistas”, somos, y me incluyo, xerecistas de pleno derecho, que hartos de sufrir los imperativos de gente de dudosa reputación, dimos el paso de partir de cero, para sentirnos libres, para que el xerecismo fuera lo que nosotros queremos que sea.

La directiva actual, con sus logros y fallos, es la nuestra, la que votamos, y nadie puede atacar la labor de la misma ni el trabajo constante que ni ellos ni nuestro Edu Villegas dejan de realizar.

Parece que lo que fue nuestro equipo base trata de resucitar, pero con el mismo problema de siempre: buscando un mesías que ponga el dinero…así, esto es lo de siempre…A eso me refería con lo de “equipo pobre de la ciudad”.

El Xerez de los socios, es y será tan pobre o rico como queramos. Somos nosotros los que tenemos que arrimar el hombro, buscar nuevos socios, patrocinadores… Nuevos Xerecistas. Nadie se puede adueñar de un sentimiento, nadie debe considerarse más que nadie. Deberíamos ir todos a una, conseguir la unión del xerecismo, aunque ahora lo veo más lejos que nunca.

Nos han roto y nos hemos dejado romper. Olvidemos los adjetivos, ni puros ni efecistas, ni ratas ni arrastraos. Creo que todos queremos lo mismo: ver a nuestra ciudad en lo más alto, nuestros colores en el Bernabeu o en el Nou Camp. Abrazarnos como con el gol de Carlos Calvo, volver a vibrar.

SENTIMEINTO XERECISTA

Siento mucho no haber podido explicar lo que quería, pero, ciertamente se nota que, con una palabra o una frase, se hieren los sentimientos… Pensemos antes de proferirlas a los demás. Todos somos xerecistas, “nacidos de una misma pasión”.

Me gustaría que enderezáramos el rumbo. Empezando por mí el primero. Gracias si has leído hasta el final y… Forza Xerez, sin apellidos.