La Junta reanuda las obras de mejora de la Escuela de Hostelería de Islantilla

Las obras han consistido en la impermeabilización de aulas y fachada, la eliminación de barreras arquitectónicas y la rehabilitación de zonas en mal estado

El delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad en Huelva y Director Provincial del SAE, Antonio Augustín, ha acudido este miércoles 30 de julio a la Escuela de Hostelería de Islantilla para comprobar «el avanzado estado» de las obras de rehabilitación del edificio de la Escuela, así como los trabajos de mejora y acondicionamiento exterior que se están desarrollando en la zona perimetral.

Estas obras han consistido en la impermeabilización y sustitución de cubiertas de la aulas y de la fachada, la eliminación de barreras arquitectónicas y rehabilitación de zonas en mal estado de conservación, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

Al mismo tiempo, se han adoptado medidas para la canalización de aguas en linderos, la sustitución de las vallas de seguridad para adecentar los exteriores de la Escuela y la construcción de césped, rocallas y adecentamiento de los parterres de la entrada al centro y de la zona de terraza del restaurante que integra la Escuela que, actualmente, se encuentra cerrado al público.

Además, la terraza próximamente se convertirá en zona de demostración práctica y servicio de catering y celebración de actividades relacionadas con la formación en los itinerarios formativos de Cocina y Camero de Bar-Restaurante.

Antonio Augustín ha expresado «su satisfacción por el resultado de esta primera intervención que modifica el aspecto interior y exterior del edificio, ya que a lo largo de 20 años no se había realizado ninguna inversión importante en el necesario mantenimiento de la Escuela, para lo que se han invertido en esta primera fase de mejoras hasta 42.570 euros que garanticen las condiciones de habitabilidad y confortabilidad en las aulas así como lograr que la Escuela tenga la imagen que se corresponde con su prestigio y el entorno».

«Veinte años son demasiados y es necesario invertir en todos aquellos aspectos que se habían olvidado, desde la compra en un primer momento de material y utillaje más moderno para el buen funcionamiento de las clases hasta esta segunda inversión que ofrece un aspecto más adecuado a la calidad formativa que ofrece el centro, referente para la hostelería de Huelva y las altas capacidades y competencias profesionales que alcanzan aquí sus alumnos», ha remarcado.

El delegado territorial ha anunciado que los siguientes trabajos siguen ahora en la pintura exterior de la fachada principal, la construcción de un muro lateral de seguridad o la limpieza y tareas de desbroce de la parcela trasera, «de forma que el conjunto de la superficie que ocupa la Escuela quede totalmente adecentada».

Al mismo tiempo, la Escuela esta en fase de estudio de una nueva planificación de contenidos formativos «que pudiera posibilitar la apertura del restaurante como espacio de prácticas y escaparate gastronómico y turístico de la provincia», ha apuntado Augustín.

Continuidad formativa

El periodo de confinamiento social a raíz de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 provocó la suspensión de la formación en el centro hasta el pasado 6 de julio, cuando pudieron reanudarse las actividades formativas.

Esto se hizo gracias a la reprogramación de los contenidos, prácticas en hoteles y restaurantes y desarrollándose, por parte de la Dirección Provincial del SAE, el Plan de Medidas y Contingencias «que ha permitido la vuelta a la formación presencial bajo criterios de seguridad, siguiendo las instrucciones dictadas por las autoridades sanitarias».

El plan para la normalización de la actividad formativa en la Escuela ha contado con una inversión superior a los 8.000 euros, «asegurando diferente material de protección para los alumnos y personal con mascarillas, guantes de látex y de nitrilo, pantallas faciales, gel hidroalcohólico con actividad virucida y la adquisición de mamparas de protección para las distintas y departamentos del centro y refuerzo de los servicios de limpieza», ha subrayado Augustín.

De igual modo, la vuelta a las clases ha afectado a las normas de uso del material didáctico, la adquisición de elementos de protección, prevención y seguridad higiénico-sanitarios y la delimitación de los espacios y zonas comunes, para permitir la reincorporación de los alumnos que cursan los itinerarios de Camarero de Sala y de Cocina y que verán terminada su formación tras la realización del periodo de prácticas profesionales en octubre (Cocina) y primeros de diciembre (Camareros de Bar – Restaurante).

En estos momentos, la dirección de la Escuela continúa estableciendo colaboraciones con el sector privado turístico para rediseñar el periodo de las prácticas de los alumnos en empresas y hoteles de la zona, así como la realización de las visitas didácticas a empresas de la provincia que quedaron suspendidas en el mes de marzo.