Herman Cain, ex candidato republicano a presidente de EE.UU., muere por COVID-19

También magnate de la pizza, Herman Cain fue el copresidente de la iniciativa de divulgación de la campaña de Trump para los votantes negros

Herman Caín, de 74 años de edad, había sido hospitalizado desde principios de julio después de que comenzó a tener problemas para respirar.

«Herman Cain, nuestro jefe, nuestro amigo, como un padre para muchos de nosotros, falleció», han publicado los visitantes en el sitio web de Cain este jueves.

Los empleados de Caín dijeron que no saben dónde podría haber contraído el coronavirus. Hay que recordar que asistió a la manifestación del presidente Trump en Tulsa, Oklahoma, a fines de junio y fue fotografiado en la arena sin máscara.

Magnate de la Pizza

El empresario afroamericano saltó a la fama nacional como el ex CEO de Godfather’s Pizza. Se postuló sin éxito para presidente en 2012, promocionando un plan fiscal «9-9-9». Se retiró después de enfrentar acusaciones de acoso sexual.

El ex-candidato fue un destacado partidario de Trump. Incluso llegó a ser el copresidente de la iniciativa de divulgación de la campaña de Trump para los votantes negros.

Por su parte, Trump apoyó a Caín para servir en la Junta de la Reserva Federal el año pasado, pero Caín se retiró unas semanas después.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, ha manifestado en un tuit que Caín «encarnaba el sueño americano y representaba lo mejor del espíritu estadounidense … Nunca olvidaremos su legado de gracia, patriotismo y fe».

Donald Trump, desde su cuenta de twitter ha lamentado la noticia: «Mi amigo Herman Cain, una poderosa voz de libertad y todo lo bueno, falleció esta mañana. Herman tuvo una carrera increíble y fue adorado por todos los que lo conocieron, especialmente por mí. Era un hombre muy especial, un patriota estadounidense y un gran amigo. Acabo de hablar por teléfono con su increíble esposa Gloria, su hija, Melanie y su hijo Vincent para expresar mi más sentido pésame a toda la familia. Melania y yo amamos a Herman Caín, un gran hombre. ¡Herman, descansa en paz!».