Fran Rivera gana la contienda judicial a Sergio Ramos

“Teníamos la conciencia muy tranquila: la sinrazón no tenía sentido”, comenta el torero sobre su disputa con el central sevillano

Siete años, siete largos años. Pero todo ha llegado a su fin. Una guerra judicial no es agradable para nadie. Por muy mediáticos y famosos e influyentes -el poder es a veces una entelequia- que sean los contendientes, los adversarios por una confrontación más o menos rocosa. Así ha sucedido -tanto la contienda judicial como su final- entre Sergio Ramos y Fran Rivera. O viceversa. Tanto monta.

Ambos son excelentes profesionales en lo suyo y muy mediáticos, querámoslo o no. Hay quienes desconocían esta pugna judicial que han mantenido las espadas -nunca personales ni personalizadas- en alto.

Siguieron en alto aunque… Nunca llegó la sangre al río que separa, con un puente de pureza, a Triana de Sevilla. Y es que precisamente el enfrentamiento sobrevino a raíz de los desacuerdos por la gestión -por la adjudicación- del Mercado Lonja del Barranco, que de todas a todas seguirá en manos de la asociación de empresas que el torero posee junto a otros socios.

El mercado gourmet situado en las Naves del Barranco

En efecto: ya tiene resolución El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha desestimado el recurso que la sociedad del futbolista interpuso en el año 2012 . Sergio Ramos estuvo en contra de la adjudicación del mercado gourmet situado en las Naves del Barranco, en Sevilla, a esta unión de empresas en la que figura Francisco Rivera.

Eso fue todo. Que no poco, a raíz del ring legal que los ha enfrentado durante tantísimo tiempo. Por contextualizar digamos que este mercado estaba ubicado en un edificio muy céntrico, muy llamativo, muy deslumbrante y muy cerca del famoso puente de Isabel II en la capital hispalense. Lo que traducido resulta: un lujo de ubicación para propios y extraños, para vecinos y foráneos.

Advertisement

Una situación -sin parangón- por la que el Ayuntamiento de Sevilla sacó a concurso público una concesión para crear un espacio gourmet que, a día de hoy, naturalmente sigue existiendo. Era una joyita de la corona de la iniciativa empresarial sevillana.

Entre las empresas que se presentaron estaba ‘Lonja del Barranco‘ en la que participa Fran y el locutor de radio Carlos Herrera, y ‘Mercado de San Pedro‘, sociedad de Sergio Ramos. Los candidatos eran fuertes. Con poderío económico y tronío social. Dos aspirantes en liza.

Poco tiempo después el Ayuntamiento lo tuvo clarísimo y se decantó por la empresa de Francisco Rivera.  Una decisión que enseguida la sociedad de Ramos quiso pugnar. Ramos no quedó conforme. Ramos iba a por todas.

El motivo

¿El motivo? ¿Una pataleta? No. Según él y sus socios. la propuesta presentada por el matador de toros no cumplía con los requisitos exigidos en solvencia. Y, además, tampoco había acreditado estar al día en pagos a la Seguridad Social y a Hacienda. Por lo que, a las claras, no podía optar a la adjudicación.

«El Tribunal Supremo ha dicho que Sergio Ramos está capacitado para pedir una revisión. Los socios aceptaron que habían perdido, pero él pidió una impugnación personalmente y el Supremo ha dicho que él está capacitado para pedirla, pero nada más», explicó Rivera. Una batalla perdida no es una guerra perdida, pensaría el futbolista.

No obstante, Rivera puntualizó que la batalla no era contra él y sus socios, sino contra el Ayuntamiento. Y explicó que el mercado marchaba a la perfección y que todo apunta a que continuarán gestionándolo hasta el año 2038, pues la concesión está fijada hasta esa fecha. En esta ocasión largo no la fían. Aquí, allí, hay cuerda para rato.

Esto es: la licencia municipal durará varias décadas y tiene un canon de 230.000 euros anuales. Mas ello no es motivo de preocupación en tanto en cuanto las cifras que obtienen son muy positivas al ser una cita gastronómica que muchos turistas y sevillanos realizan en la ciudad andaluza. Nada que objetar. El negocio avanza viento en popa.

Una precisión: fue en el año 2017 cuando Carlos Herrera abandonó esta sociedad que actualmente cuenta como mayor accionista con Fran Rivera. El torero lo tiene todo atado y bien atado. Después de que se haya rechazado el recurso de la empresa de Ramos y que incluso se le haya condenado a pagar unas costas de 1000 euros, Francisco Rivera ha hablado…

«La verdad -dice- que estamos muy contentos. Un juicio de tantos años, pero la sinrazón no tenía sentido y estamos satisfechos, aunque nosotros teníamos la conciencia tranquila de que había sido un concurso justo”.

Y añade: “Hubo un concurso para acceder a la gestión del Mercado del Barranco y nos presentamos dos grupos, el mío y el de Sergio Ramos. Cuando ganamos ellos no estuvieron de acuerdo y decían que no era justo e impugnaron el concurso. Veían cosas raras donde no existían. Entonces, impugnaron y ese lo perdieron, impugnaron, perdieron, recurrieron y ya el Supremo de Andalucía ha dictaminado que no tiene ningún sentido y ha visto que todo está en orden”.

sierra nevada