Cádiz avanza en la transversal de la Avenida de la Constitución de 1812

La concejala de Vivienda afirma que esto permitirá llevar a cabo el Proyecto de Urbanización de la Transversal que ya les ha sido presentado por la Oficina Técnica de Urbanismo

La presidenta de Procasa y concejala de Vivienda, Eva Tubío, ha avanzado que presentará dos actuaciones al Consejo de Administración que se celebra este jueves para avanzar en la nueva transversal que conectará la avenida de Huelva con la avenida de la Constitución 1812.

Eva Tubío ha explicado que «se tratan de dos acciones necesarias para seguir con el desarrollo urbanístico de la zona y que unirá de forma directa el acceso por el segundo puente con el Paseo Marítimo».

La primera de estas actuaciones es el traslado del transformador eléctrico ubicado en la zona. Tubío ha recordado que «la demolición de las cuatro torres que se ubicaban en la avenida Juan Carlos I y calle Cooperativa tuvo como resultado la creación de dos parcelas, una para uso residencial y otra para cesión al viario público, ambas ahora en propiedad de Procasa».

En la parcela del viario público existe, según ha explicado la concejala, «un transformador eléctrico, ubicado en una parcela propiedad de Procasa, que da servicio a varios edificios de la zona».

Sin embargo, para poder ejecutar el tramo de avenida que falta, «es necesario trasladar este transformador de forma provisional a un espacio adecuado al otro lado de la nueva avenida resultante de la demolición del chalet de Cooperativa 3».

Eva Tubío presentará al Consejo de Administración el proyecto técnico y el pliego de condiciones para la contratación de las obras del traslado del transformador y la red de baja tensión para su aprobación. Los trabajos cuentan con un presupuesto base de licitación de 72.719,83 euros y un plazo de ejecución de seis meses.

La otra actuación que se presentará para su estudio y aprobación es la enajenación de la parcela para uso residencial de la zona, actualmente propiedad de Procasa. Eva Tubío ha explicado que «la empresa está obligada a vender este solar mediante subasta pública porque ha expirado el plazo para pagar al ayuntamiento la deuda que generó la operación de la Guardia Civil al no habérsele cedido el suelo sino vendido a Procasa».

A diferencia de otras ciudades en las que los ayuntamientos ceden los suelos a las empresas públicas para llevar a cabo las promociones de vivienda, «aquí se financiaban de ella, se vendía el suelo a la empresa y de paso se aumentaba el presupuesto municipal para otras cuestiones que no tenían que ver con la vivienda».

Si bien, la idea del actual equipo de gobierno, es que una vez en manos municipales esas cantidades se puedan recuperar de una parte para acometer las obras de urbanización de la transversal Varela, cuyo proyecto ya ha sido ultimado por la Oficina Técnica de Urbanismo, y de otra para ejecutar nuevas rehabilitaciones en fincas y/o solares del ayuntamiento. Aunque todo ello «teniendo en cuenta que de los 6.600.000 que Procasa debe en total al ayuntamiento por esta operación, el equipo de Teófila Martínez se gastó ya al menos la mitad, por lo que ahora solo se podrá disponer de la otra mitad para dichas inversiones».