Un colegio cordobés se abre a la inserción de los inmigrantes

Los jóvenes, que ya han estado trabajando durante el estado de alarma en la recogida de fruta en Huelva, continuarán haciéndolo en las campañas agrícolas

El Colegio SAFA de Pedro Abad (Córdoba) y la Congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús albergan, desde el 15 de junio y hasta el próximo 31 de julio, un campo de trabajo para dar oportunidades de inserción a 25 jóvenes migrantes procedentes de Marruecos.

Según ha indicado la Fundación SAFA en una nota, tanto el centro educativo jesuita como la congregación de las Esclavas «han respondido a la llamada de solidaridad de la ‘Asociación Voluntarios por Otro Mundo’ para que estos jóvenes, con edades comprendidas entre 18 y 21 años, puedan acogerse a la medida excepcional decretada por el Gobierno, que les permite trabajar en el campo».

Los jóvenes, que ya han estado trabajando durante el estado de alarma en la recogida de fruta en Huelva, continuarán haciéndolo en las campañas agrícolas que se inician el próximo mes de agosto, completando en este campo de trabajo su proceso de inserción laboral y sus posibilidades de futuro.

Hasta ese momento, la Fundación SAFA, el colegio SAFA Rafaela María, las Esclavas del Sagrado Corazón, el Servicio Jesuita a Migrantes de la Compañía de Jesús (a través de la obra Pueblos Unidos y la iniciativa ignaciana Servir Juntos), la ONG Entreculturas, la asociación Moguer Solidaria, así como el Ayuntamiento de la localidad y la Guardia Civil de la Comandancia de Córdoba están colaborando en esta experiencia de acogida, abierta a todos aquellos voluntarios que quieran sumarse en la tarea de acompañamiento e inclusión de estos jóvenes.

La iniciativa cuenta con el impulso de otras instituciones públicas, como el Defensor del Pueblo o la Universidad de Málaga (a través del Observatorio criminológico del Sistema penal ante la inmigración) y pretende aunar esfuerzos estrechando la colaboración público-privada para responder a los desafíos sociales a través de políticas inclusivas que ayuden a eliminar los estereotipos sobre determinados colectivos sociales.

Advertisement

El Campo de Trabajo ‘Verano Joven 2020’ cuenta con talleres orientados a promover valores de solidaridad, ciudadanía global y tolerancia, además de actividades de orientación laboral, formación profesional y conocimiento de la aomunidad autónoma, de modo que se dé continuidad y se acompañe el proceso de inclusión de estos jóvenes marroquíes.

Con la actual regulación de extranjería, la obtención de la autorización de residencia y trabajo para mayores de 18 años es un proceso complicado en el que colaboran ONG como ‘Voluntarios por otro Mundo’.

«El pasado mes de abril el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones aceptó la recomendación del Defensor del Pueblo para modificar los artículos del Reglamento de extranjería que impedían que jóvenes extutelados mayores de 18 años se incorporasen al mercado laboral. Sin embargo, con motivo del estado de alarma, esa reforma reglamentaria aún no se ha iniciado», han señalado.

Mientras tanto, y como una medida excepcional durante la pandemia, «el Ministerio de Agricultura ha autorizado mediante decreto que estos jóvenes puedan trabajar en el campo hasta el 30 de septiembre. Una vez finalizado el estado de alarma, aquellos jóvenes que hayan trabajado, podrán obtener una autorización de trabajo y residencia que les permitirá trabajar en cualquier lugar de España y en cualquier sector de actividad», ha subrayado la fundación.

La ‘Asociación Voluntarios por otro Mundo’ trabaja desde hace años con jóvenes marroquíes para evitar su exclusión social tras cumplir 18 años, brindándoles apoyo económico, jurídico o inserción sociolaboral.

La Fundación SAFA (Escuelas Profesionales Sagrada Familia) es una obra educativa confiada a la Compañía de Jesús y forma parte de la red de Educsi de los colegios de jesuitas en España. La Congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón y la Compañía de Jesús coinciden en los objetivos de educación evangelizadora para formar a hombres y mujeres para los demás, que sean conscientes, competentes, compasivos y comprometidos.