Nuevo empate de un Barcelona que renuncia a la Liga

Los de Setién no logran superar al Atlético de Madrid y se complican revalidar el título

El Barcelona vuelve a alejarse de la Liga tras no pasar del empate 2-2 frente al Atlético de Madrid en un emocionante partido. El conjunto de Setién supo frenar la racha de cuatro victorias consecutivas con las que llegaban los de Simeone, pero solo solo suma un punto que sabe a poco en su lucha por el título con el Real Madrid.

Este empate, supone que los culés se quedan con 70 puntos, a uno de los blancos que tienen un partido menos y que, de ganar al Getafe, lograrían una cómoda renta para afrontar la fase final del campeonato. El Atlético seguirá tercero, con 59, tras acumular 14 temporadas sin ganar en liga en el feudo azulgrana.

Costa abrió el marcador para los culés y Messi logró el segundo de su equipo desde el punto de penalti. Pero en ambas ocasiones Saúl, también desde los 11 metros, estableció la igualada que beneficia, más que a nadie, al conjunto madridista.

El partido no pudo comenzar con más emoción. Una falta lateral sacada por Carrasco no encontró rematador pese a que Giménez y Costa estaban preparados para sorprender a Ter Stegen.

El equipo culé respondió con un disparo de Rakitic que paró Oblak y a los 11 minutos llegó el primer tanto del encuentro.

Diego Costa, en su intento por despejar un saque de esquina de Messi, tocó el balón con la parte interna del muslo y anotó en propia puerta el 1-0 que ponía por delante al Barça.

Pero solo cinco minutos después Arturo Vidal derribó a Carrasco en el área y el colegiado no dudó en señalar la pena máxima. Diego Costa, con la intención de resarcirse, se pidió el lanzamiento pero no era la noche del brasileño y Ter Stegen le detuvo el balón.

Sin embargo, el VAR avisó a Hernández Hernández de que el meta alemán se había adelantado y ordenó repetir el penalti. En esta ocasión, fue Saúl el encargado de lanzar desde los 11 metros y, esta vez sí, batió a Ter Stegen y puso el 1-1.

A penas habían pasado 20 minutos y el encuentro ya tenía de todo, puesto que ambos equipos saltaron decididos a por la victoria desde el inicio.

Después, fue decayendo la intensidad, aunque Messi rozó el tanto de su equipo de varias formas. Primero, una falta de rosca que acarició la escuadra o un poco más tarde tras un pase atrás de Alba que enganchó de primeras.

Pero el tanto no llegó antes del descanso, aunque los culés sí lo lograron a los pocos minutos de la reanudación.

Felipe tocó a Semedo en el lateral del área y el colegiado marcó el punto de los 11 metros.  Desde ahí, Messi no falló y, tirando el penalti a lo Panenka, celebró su gol 700 como profesional (630 con el Barça y 70 con Argentina).

Pero ese gol no minó la moral del Atlético que cerca estuvo de lograr la igualada tras un cabezazo de Costa que se fue por poco. Sin embargo, el gol del  empate volvió a llegar en una nueva jugada a balón parado.

Esta vez fue Semedo quien desequilibró a Carrasco en el área y Hernández Hernández señaló el tercer penalti de la noche.

Saúl volvió a encargarse del lanzamiento y, aunque Ter Stegen se tiró al lado correcto y tocó el esférico, el balón terminó colándose en la red (2-2) cuando faltaba media hora de juego.

Vidal tuvo su oportunidad con un disparo desde la frontal y Simeone apostó por meter mas polvora en su equipo. Llorente y Diego Costa se sentaron dejando su lugar a Joao Félix y Morata.