La Junta ve «controlada» la situación de la pandemia en Andalucía

El Gobierno andaluz destaca «motivos para la alarma»

La Junta de Andalucía considera que la situación de la pandemia del coronavirus en la comunidad autónoma está «controlada» y no hay «ningún motivo para la alarma», a pesar de la detección de una decena de brotes en cinco provincias que acumulan más de 200 casos positivos de infección.

Así lo han venido a trasladar tanto el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, como el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de este martes.

El consejero de Salud ha recordado que Andalucía mantiene actualmente diez brotes, «la mayoría de ellos en el ámbito familiar», y los que cuentan con un mayor número de positivos se dan en Málaga capital, Algeciras (Cádiz) y el distrito de Granada, pero en todo caso «se encuentran controlados», según ha apuntado Jesús Aguirre, quien ha indicado además que «estamos viendo que los brotes de Granada están relacionados con el brote del distrito de la Axarquía» malagueña, «por lo que ya mismo pasará a ser un único brote».

De los 212 casos positivos actualmente vinculados a estos diez brotes, solamente tres «tienen una repercusión clínica de ingreso hospitalario», según ha revelado el consejero, quien en ese sentido ha comentado que «la población diana que estamos estudiando ahora preferentemente son personas de edad y condiciones físicas mejores, con lo que la mayoría está pasando» el coronavirus «con una clínica banal o están asintomáticos».

Sobre la cifra de pacientes hospitalizados con Covid-19 –que ascienden este martes a 46 en Andalucía, de los que doce están en unidades de Cuidados Intensivos (UCI)–, el consejero ha comentado que el Ministerio de Sanidad mandó el 16 de junio «una notificación referente a que se considerara solamente paciente Covid ingresado a aquellos que tuvieran PCR positivo en fase de infección», pero la Junta «discrepó» de esa orden, y considera paciente ingresado con coronavirus a todo aquel «que empezó por Covid, y aunque ahora tengan PCR negativo».

Advertisement

«Si su patología es consecuencia del Covid-19, siguen siendo pacientes Covid», según ha remarcado Aguirre, quien al hilo ha apostillado que a la cifra de «cero» pacientes con coronavirus hospitalizados «va a ser muy difícil llegar, porque cualquier paciente que haya ingresado por Covid, y en la evolución de su patología sigue teniendo repercusión clínica, es un paciente Covid».

Llamamiento a la «prudencia» y a no «bajar la guardia»

Aguirre ha realizado en todo caso una «llamada a la prudencia a toda Andalucía» y a «no bajar la guardia», así como, «quizá ahora con más vehemencia que nunca», a pedir «que se cumplan las medidas higiénico sanitarias» de prevención de contagios, porque «los andaluces tenemos en nuestras manos la posibilidad de frenar la expansión del virus», según ha aseverado, al tiempo que ha querido transmitir que «no hay ningún motivo para la alarma en Andalucía», porque el personal en Vigilancia Epidemiológica y el de rastreo de casos «está haciendo de forma muy eficaz» su labor.

En la misma línea, el consejero portavoz, Elías Bendodo, ha hablado también de situación «de control, de trazabilidad y de aislamiento de las personas con contagio» en Andalucía, gracias a que desde la Junta se pusieron «en marcha las herramientas necesarias con suficiente antelación», según ha defendido.

Además, ha agregado que «sabíamos que, con el aumento de la movilidad, el virus se iba a mover con las personas, y la posibilidad de contagio crece, y a partir de ahí el aumento de rebrotes existe», pero por eso la Junta aprobó «hace tres semanas en Consejo de Gobierno el Plan de Vigilancia y Prevención de brotes de Covid-19, que dota de una red de 8.000 enfermeros y 450 epidemiólogos que hacen un rastreo muy eficaz todos los días».

En todo caso, Bendodo ha advertido de que «estamos en un momento crítico de la crisis sanitaria, porque un paso atrás sin duda supondría un golpe seco, duro para la reactivación económica». «El sistema sanitario andaluz está preparado para rebrotes, pero no la economía de Andalucía ni de España para un segundo confinamiento, que sería letal», según ha manifestado en esa línea el consejero de la Presidencia, quien ha remarcado que el Gobierno andaluz está «vigilante y alerta», y que ha concluido apelando a la «responsabilidad individual».