El Macarena participa en un estudio sobre la formación de piedras en niños

Cada año el hospital hispalense realiza un seguimiento a más de 300 pacientes pediátricos con riesgo de sufrir piedras en el riñón

El Hospital Virgen Macarena de Sevilla colabora en un documento de consenso nacional sobre el estudio del metabolismo a través de la orina para el diagnóstico y seguimiento en niños y jóvenes de la formación de piedras en el riñón, o litiasis renal.

Este documento, entre cuyos autores se encuentran las doctoras Cantos Pastor y Fernandez Riejo, facultativas de las unidades de Pediatría y Laboratorio Clínico del centro hospitalario sevillano, expone conclusiones globales acerca de esta enfermedad en los pacientes pediátricos y aporta una serie de recomendaciones sobre su forma de diagnosticarla, basándose en la experiencia médica de sus participantes, informa el centro en un comunicado.

El trabajo, publicado en la Revista Española de Pediatría Clínica e Investigación, concluye que la alimentación influye en el aumento de esta enfermedad renal crónica en el paciente pediátrico. «Ahora los niños consumen más sal, chocolate y refrescos de cola, y menos agua, frutas, verduras y legumbres». Así, en los últimos 50 años se ha quintuplicado su incidencia entre los más jóvenes, siendo más precoz en niños que en niñas.

Por otro lado, este documento de consenso pediátrico destaca que los pacientes que en la infancia u adolescencia sufren esta patología, consistente en la formación de piedras en riñones o vías urinarias, la reproducen con mayor asiduidad que el que la padece en la edad adulta. De ahí que recomiende someter al paciente pediátrico a un estudio metabólico amplio que, al margen de un análisis de sangre, incluye otro de orina.

En este sentido, como innovación la Unidad de Laboratorio Clínico, en colaboración con la de Pediatría del centro hospitalario sevillano, utiliza un sistema de recogida de muestra de orina aislada en el paciente pediátrico, en vez de la convencional recogida de orina en 24 horas.

Advertisement

El citado hospital realiza cada año seguimiento a más de 300 pacientes pediátricos con riesgo de sufrir litiasis renal si incluimos los que se encuentran en estado de prelitiasis.

La atención del niño en este centro sanitario no se limita a la eliminación del cálculo, sino también a prevenir la patología, por lo que se les realiza además de análisis de sangre y orina, ecografías renales y de vías urinarias.