El gasto medio de cada andaluz en rebajas roza los 100 euros

Los hombres dedican una mayor parte de su presupuesto a comprar en rebajas, 158 euros, frente a los 105 de media que dedican las mujeres

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) prevé que cada andaluz gaste de media 99 euros en rebajas, en base a una encuesta en la que han participado un total de 1.027 personas de entre 25 y 74 años a nivel nacional.

Según concreta la OCU en una nota de prensa, se los resultados se desprende que un 39% de los consumidores no tiene pensado gastar nada en las rebajas de verano que acaban de comenzar y que el 61% sí piensa comprar en rebajas y va a destinar de media 129 euros a nivel de España.

Además, serán los hombres los que dediquen una mayor parte de su presupuesto a comprar en rebajas, 158 euros, frente a los 105 de media que dedicarán las mujeres.

Por edades, los consumidores de entre 40 y 59 años será los que más gasten, concretamente 147 euros, seguidos de los de entre 60 y 74 que gastarán 113.

Finalmente, los más jóvenes, los comprendidos entre 25 y 39, son los que menos gastarán con un total de 103,61 euros.

Advertisement

OCU advierte que las consecuencias de la crisis se van a notar esta temporada de rebajas, puesto que solo un 3% de los consumidores están dispuestos a gastar más que el año pasado.

Un 44% va a gastar más o menos lo mismo y un 53% los consumidores que van a gastar menos que el año pasado.

Para que los consumidores puedan aprovechar al máximo el periodo de rebajas, OCU ha elaborado una serie de recomendaciones que se deben de tener en cuenta antes de salir de compras.

Lo más importante, comprar solo lo que realmente se necesita y no renunciar a ningún derecho, para lo cual sugiere hacer listas y conocer de antemano el precio antiguo para valorar si la rebaja es interesante o no.

En segundo lugar, pide conocer la normativa, ya que cada establecimiento decide libremente las fechas de las rebajas.

La normativa indica que los productos deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes y que su calidad no puede ser diferente a la que tenían antes de estar rebajados. También establece que el precio antiguo debe ser el menor del último mes.

Por otro lado, apunta que «en rebajas solo cambia el precio, no las garantías». Así pues, sugiere comprobar que los objetos en rebajas mantienen su precio original junto al rebajado o que se indica de forma clara el porcentaje del descuento.

La normativa establece que el precio antiguo debe ser el menor del último mes. El servicio posventa y la aplicación de las garantías son iguales durante las rebajas que en el resto del año.

En cuarto lugar, llama a tener en cuenta las condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas (sobre las devoluciones, la aceptación del pago con tarjeta y otros).

La normativa lo permite, pero obliga a que esas condiciones estén claramente indicadas y en un lugar visible para el consumidor. De lo contrario, no son aplicables.

Como quinto punto, subraya que si no se está satisfecho, se reclame. Es importante conservar el tique o factura simplificada de las compras. Si se pierde, con él se pierde también el derecho a cambiar, devolver o reclamar tras la compra.

Ante cualquier problema durante las rebajas, se debe actuar igual que en cualquier otro momento. Es recomendable siempre comprar en establecimientos adheridos al sistema arbitral de consumo.

Por último, pide comprar en rebajas con seguridad. Las circunstancias de la nueva normalidad han obligado a reducir el aforo de los establecimientos y establecer nuevas reglas para garantizar la salud y seguridad de los consumidores.

OCU recuerda que es obligatorio el uso de las mascarillas allí donde no se pueda mantener la distancia de seguridad y que es necesario el lavado de manos.