15 rutas mágicas para disfrutar de España en autocaravana

Para quienes prueban la experiencia, viajar en autocaravana es mucho más que un plan: es un modo de vida

En este verano atípico, en el que valoraremos más que nunca poder disfrutar de nuevos paisajes, viajar en autocaravana se dibuja como el plan de vacaciones perfecto. La manera ideal de recorrer España, redescubrirla desde la carretera, pasearla, sentirla, admirarla. El mejor modo de conjugar turismo, naturaleza, aventura, libertad e improvisación, la esencia del verano.

Seas de playa, de montaña o de turismo de interior, hay una ruta en autocaravana para ti. Ha llegado el momento de hacer realidad el sueño de viajar en camper y de decir aquello de “¡carretera y manta!”.

Rutas de playa en autocaravana

Despertarse a la orilla del mar, observar el Mediterráneo desde tu casa sobre ruedas, pasar una mañana surfeando, sentir el salitre en la piel al conducir y el viento de Tarifa despeinándote cuando entra por la ventanilla, esa que has bajado para respirar el aroma del océano en cada curva.

España cuenta con un amplio abanico de rutas costeras para realizar este verano. ¿La Costa Brava, Galicia, Cádiz…? Elegir una de estas rutas costeras será la tarea más complicada.

Alt Empordà

Un clásico de las rutas en caravana, entre el Pirineo catalán y el Mediterráneo. Imprescindible visitar el Cabo de Creus, los pueblecitos de Cadaqués (con el legado de Dalí dominando la localidad), Roses, Empuriabrava y Figueres.

Advertisement

Costa Ártabra

En la Costa da Morte (Galicia), ofrece unos paisajes sorprendentes y salvajes. La mejor manera de recorrerla es a través de su ruta de faros.

El faro de Estaca de Bares observa cómo se unen el Atlántico y el Cantábrico, el faro de Robaleira (Ferrol) cuenta con un mirador y el faro de Ortegal se sitúa en el cabo del mismo nombre, desde donde se pueden ver los acantilados de Serra de A Capaleda. El área de descanso de Cariño es gratuita y el área de Ferrol es perfecta para pernoctar.

Rías Baixas

Perfecta para recorrerla en verano, es uno de los grandes atractivos de Galicia. Puntos de interés: Baiona, Sanxenxo, Tui, O Grove. El Chiringuito de Sinas en Raxó (Poio) es una parada gastronómica fundamental en la zona: ofrece música en directo y unas espectaculares vistas para comer junto al mar.

Costa de Cádiz

Una ruta ideal para pasar una semana recorriendo la costa gaditana, saboreando su gastronomía y enamorándose de sus atardeceres.

La propia ciudad de Cádiz, el Puerto de Santa María, Caños de Meca, Zahara de los Atunes y Tarifa son las paradas imprescindibles.

¿Piensas hacer surf en Tarifa? El aparcamiento de caravanas en la calle Mar Mediterráneo podrá acoger a tu autocaravana durante unas horas (también se permite la pernoctación).

Desierto de Tabernas

Se sitúa entre Granada y el Cabo de Gata, con carreteras tan serpenteantes como bellas. El propio Desierto de Tabernas es su principal atractivo, pero también lo es el Parque Natural del Cabo de Gata, con muchas calas en las que refrescarse.

Cabo de Gata Camper Park, muy cerca del pueblo de San José cuenta con todo lo necesario para aparcar la autocaravana y pasar una noche.

Rutas de montaña en autocaravana

Aire puro, frescor en verano, tranquilidad y paisajes que dejan sin aliento. España es un país de playa, pero también de sobrecogedoras montañas, que esconden rutas de senderismo para todas las edades y que, para quienes buscan desconexión, perderse por bonitas carreteras o reconectar con la naturaleza, se convierten en el destino ideal.

Vall de Boí

En el Pirineo leridano, el valle de Boí conjuga montaña, bosques frondosos y arroyos con pueblos de interés turístico con joyas del Románico.

Barruera, Boí y Taüll (con un rico patrimonio y una iglesia románica) constituyen el corazón del valle. En pueblos como Caldes de Boí y Cubells se puede practicar escalada deportiva. El parking de Caldes de Boí es la opción elegida por muchos usuarios de autocaravanas.

Parque Nacional de Ordesa y Monteperdido

Una de las joyas del Pirineo aragonés, es el segundo parque nacional más antiguo de España y está conformado por cuatro valles.

Ordesa bien merece una visita en las cuatro estaciones, para comprobar cómo cambia la vegetación con el paso de los meses, del precioso color ocre que tiñe los árboles en otoño al verde del verano. ¿Senderistas expertos en la autocaravana? La Senda de los Cazadores es una ruta que les conquistará.

Las casas rurales abundan en esta zona, igual que los campings: el de Pineta o el del valle de Bujaruelo son dos opciones para pernoctar.

Picos de Europa

En la parte central de la cordillera Cantábrica, las rutas que surcan este conjunto montañoso aúnan naturaleza y pueblos de interés.

Oseja de Sajambre, en el macizo de Cornión, es un bello pueblo con historia y encanto natural. Posada de Valdeón es otra localidad que merece la pena visitar, para dejarse caer después por los Lagos de Covadonga, en el corazón del Parque Natural de los Picos de Europa.

El Llerau, un área de descanso en Cangas de Onís, es muy frecuentada por amantes de las autocaravanas; Posada de Valdeón cuenta también con un área de descanso adecuada para pasar la noche.

Sierra Calderona

Entre las provincias de Castellón y Valencia, la sierra Calderona fue declarada Parque Natural en 2002, y separa las cuencas de los ríos Palancia y Turia.

Se trata de un entorno perfecto para la práctica deportiva con familia o amigos: subir en bicicleta al mirador de Rebalsadors es todo un clásico estival.

Valencia Camper Park, situado entre el Parque Nacional del Turia y el de la Sierra Calderona, es el área elegida por muchos para descansar.

Sierra Nevada

Quizá la más famosa de las zonas montañosas andaluzas, Sierra Nevada es conocida por su estación de esquí, pero ¿por qué no visitarla en verano y con autocaravana?

El parque de actividades Mirlo Blanco es una parada obligada para las familias, así Pradollano, un encantador pueblo, o la Hoya de la Mora, desde la que observar el conjunto montañoso en las alturas.

Rutas de interior en autocaravana

El corazón del país: los pueblos y provincias de la España rural esconden muchos tesoros, paisajes singulares, patrimonio y naturaleza. Recorrer el interior en autocaravana es un modo diferente de descubrirlo y conocerlo.

De Castilla-La Mancha a Aragón, ¿cómo no rendirse al encanto de lo rural este verano?

Ruta de la Plata

Para aquellos viajeros que busquen un viaje largo con su autocaravana, esta ruta recorre la Vía de la Plata, que cruza la península de norte a sur, de Gijón a Sevilla.

Gijón, León, Zamora, Cáceres y Sevilla serán las paradas fundamentales de este recorrido, que se presta a desviarse del camino y descubrir pueblos remotos y rincones naturales desconocidos.

Para aparcar: el parking Rinconín (Gijón), el área de Ribaseca (León), el área de Valorio (Zamora), el área de Valhono (Cáceres), el parking de Las Razas (Sevilla).

El Maestrazgo turolense

Una comarca entre Teruel y Castellón con mucho que ofrecer. Cantavieja, capital de la comarca, es una parada imprescindible, al igual que Alcañiz, un pueblo más grande y con un bonito casco histórico, o Galve, tierra donde, hace miles de años, habitaron dinosaurios.

Se puede aparcar la autocaravana en el área de Cantavieja. Para pernoctar, muchos visitantes optan por hacerlo en el área de Morella (Castellón).

Ruta del Quijote

Una de las más desconocidas y encantadoras rutas de España. Discurre por Castilla-La Mancha y aúna cultura, naturaleza y actividades para todas las edades.

La ruta comienza en Toledo (donde se deben visitar el Alcázar y el Museo del Greco), sigue por el Campo de Criptana, donde permanecen los molinos que Don Quijote confundió con gigantes, Almagro, Belmonte (donde anualmente se recrean justas medievales) y El Toboso, pueblo de Dulcinea. El camping Los Molinos, en el Campo de Criptana, es una localización sin igual para descansar.

Ruta por Extremadura

Una Comunidad que sorprende a quienes la visitan. Además, es muy cómoda de recorrer, ya que la distancia que separa los pueblos y ciudades es pequeña y abarcable.

Mérida y Cáceres, pero también Trujillo, Guijuelo o Jerez de los Caballeros son paradas esenciales en este recorrido, pueblos y ciudades cargados de historia y patrimonio y con una amplia oferta gastronómica, en la que destaca el jamón como producto estrella.

Se puede aparcar la autocaravana en el área de Mérida. Muchos optan por pernoctar en el camping Monfrague (Malpartida de Plasencia).

Pueblos Blancos

Una forma diferente de descubrir esta zona de Cádiz es hacerlo en autocaravana.  Alcalá del Valle, Setenil de las Bodegas, Torre Alháquime (que conserva restos de la muralla de la época nazarí), Olvera, en la serranía de Cádiz, o el Gastor, conocido como el balcón de los Pueblos Blancos, son paradas fundamentales en esta ruta. El área de autocaravanas de Olvera, la de Algodonales o de la Ubrique son opciones muy populares para estacionar.