Córdoba despide al mes de mayo más diferente

Las festividades del Mayo cordobés este año no se han podido celebrar por la crisis sanitaria de Covid-19

El mes de mayo ya va a llegar a su fin, y hablar de mayo es pensar irremediablemente en Córdoba. Despedimos el mes de Córdoba, y este año con el sabor amargo de no haber podido celebrar ninguna fiesta a causa de la pandemia mundial por coronavirus.

El Mayo cordobés recoge las fiestas más tradicionales de la ciudad que se van desarrollando a lo largo de más de 40 días.

La primera fiesta que inaugura el calendario es la Cata del Vino Montilla-Moriles, que se hubiera celebrado este año del 22 al 26 de abril. Un buen comienzo para el Mayo Festivo, donde poder celebrar y disfrutar de la gastronomía cordobesa y sus vinos.

Tan sólo tres días después, el 30 de abril, hubieran comenzado las Cruces de Mayo con adornos florales, cruces, música y gente por todos los rincones de la ciudad, dando la bienvenida así al mes de mayo, para acabar con la festividad el día 3 de mayo.

Para no perder el ritmo en la ciudad, el 4 de mayo hubiera empezado la fiesta Patrimonio de la Humanidad de los Patios de Córdoba. Tras dos semanas para pasear, festejar y disfrutar de esta gran tradición, el 17 de mayo pondría fin esta festividad.

Advertisement

Y por último, para poner el broche final al Mayo cordobés, hubiera dado comienzo la Feria de Nuestra Señora de la Salud el 23 de mayo. Una semana en la que el Arenal cobra vida y se inunda de música, gastronomía y felicidad, para despedirse del mes de mayo con un espectáculo de fuegos artificiales el 30 de mayo a las 00:00 horas.

Sin embargo, todas estas festividades este año no se han podido realizar a causa de la crisis sanitaria por el Covid-19. Al comienzo de la pandemia, se planteó trasladar el calendario del Mayo festivo a otoño, pero tras un consenso entre los colectivos organizadores decidieron la suspensión de todas las fiestas del Mayo cordobés, ya que no había una seguridad de que se pudieran celebrar.

La única fiesta que se podrá disfrutar es los Patios de Córdoba, ya que a partir de la fase 3 de desescalada se podrán visitar algunos patios cordobeses.

A pesar de que este año no se ha podido celebrar nuestro Mayo cordobés, los cordobeses no han querido perderse las fiestas, por ello, han decorado sus casas y balcones para la ocasión y festejar cada una de ellas, a pesar del confinamiento.

La pérdida de estas celebraciones no sólo ha supuesto el sufrimiento de no poder disfrutar de ellas, sino un gran palo para la economía de la ciudad. Córdoba se ha quedado sin su temporada alta, lo que supone una pérdida de 150 millones aproximadamente, dejando a la ciudad en una situación muy delicada.

En este sentido, la delegada de Promoción de la Ciudad, Marián Aguilar, asegura a Efe que se están «redoblando» esfuerzos para que Córdoba «vuelva a ser la misma cuanto antes», y ha agradecido la «compresión» del «gran patrimonio humano» que conforman los colectivos que organizan los eventos del Mayo Festivo.

A pesar de la situación actual en la que se encuentra la ciudad por la crisis de Covid-19, Córdoba sigue siendo una ciudad que cuenta con cuatro Patrimonios de la Humanidad y que, tras pasado el estado de alarma, tendrá bastantes posibilidades de recuperación.

sierra nevada