Piden años de cárcel a un padre que abre una carta de su hijo de 10 años

El padre, al que le piden dos años de prisión, abrió la misiva por error al llamarse igual que su hijo

El Juzgado de lo Penal número 15 de Sevilla finalmente juzgará a un padre por el hecho de abrir una carta que estaba dirigida a su hijo. A su hijo de 10 años. Cabe subrayar que la carta estaba escrita por la tía materna del menor. Precisamente la tía materna es quien, a través de su representante legal, ejerce la acusación particular. Y quien además pide y solicita encarecidamente que se le imponga una pena de dos años de prisión por un delito de descubrimiento y revelación de datos.

El hecho ha sorprendido a propios y extraños. Por lo inusual del fondo de la cuestión. Hay más. La acusación particular solicita que el encausado indemnice tanto a su hijo como a la tía de este último con 3.000 euros para cada uno, así como que se le imponga una multa de doce meses con cuota diaria de seis euros (2.160 euros).

Insólito a todas luces. La Fiscalía, por su parte, pide la libre absolución al entender que le asiste “su ejercicio de la patria potestad sobre el menor”.  Además sucede que el padre abrió la carta por mera equivocación. Pues se llama igual que su hijo. En la carta la tía “insultaba e injuriaba» al progenitor del menor. Hete aquí el quid de toda la marimorena.

Del mismo modo la carta señalaba al menor “cómo tenía que declarar” ante un juicio de violencia de género  -otro dato ilustrativo- al que se enfrentó su padre tras una directa demanda interpuesta por la madre -y en el transcurso del cual fue absuelto por el Juzgado de lo Penal número 4 de Sevilla-. Una enredadera a todas luces. En el juicio oral, la defensa del padre utilizó de primera mano esta carta como evidente prueba de que la tía estaba “coaccionando” al menor para que sin duda declarase en su contra.