La emotiva despedida de un crack

Manu Vallejo se marcha con la sub-21 aunque no descarta volver a la disciplina cadista

Manu Vallejo tenía hoy un sabor agridulce. El canterano se ha despedido, al menos por ahora, del Cádiz Club de Fútbol para marcharse con la selección sub’21. «Son momentos donde te acuerdas de muchas cosas. Ha sido un año muy bonito para mí, pero me quedo con el mal sabor de boca de no poder jugar estos últimos partidos. Mis compañeros están preparados para dar una alegría», ha asegurado.

Su comparecencia de prensa ha sido diferente a las habituales: «Tengo alegría y tristeza porque emprendo un reto ilusionante». Manu no descarta poder volver: «Si las fechas y el calendario se dan, por mí estaría encantado de poder volver». También se ha lamentado de tener que abandonar al equipo en un momento tan importante: «Esta es una obligación para el futbolistas y las consecuencias son las que son. Debería mirarse más la Segunda porque es injusto que haya equipos que pierdan jugadores por ir a la selección. Es una competición muy larga de 42 jornadas que un inconveniente que se podría salvar jugando entre semana».

Vallejo confía plenamente en que el equipo pueda conseguir el reto: «Hay una plantilla muy larga y ninguno es imprescindible. Se ha demostrado que el grupo puede hacerlo igual de bien esté quien esté porque estamos muy comprometidos».

Reconoce el canterano que los últimos meses han sido difíciles de asimilar: «Este año no lo voy a olvidar nunca por estar en mi casa, en mi club y con este vestuario. Me han arropado todos desde el primer minuto y el entrenador me ha dado una gran oportunidad». Y ahora desde la lejanía apoyará para lograrlo: «Más ilusión que nosotros no tiene nadie. Dependemos de nosotros mismos con un partido en Carranza para lograr jugar el playoff. Tenemos las ganas de poder hacer algo grande».