Panteley, el alimoche jerezano soltado en los Balcanes

El Zoobotánico colabora con un proyecto Life de reintroducción de la especie en el norte de Chad

Panteley, alimoche nacido en el Zoobotánico de Jerez, en mayo de 2017, y liberado en 2018 en los montes Ródope (Bulgaria), en el marco de un proyecto LIFE de reintroducción de esta especie en los Balcanes, sigue viviendo en libertad y ha sobrevivido a otro invierno más, según comunican los responsables del citado proyecto. Esta ha sido una noticia recibida con alegría por el equipo del Parque.

Este año su viaje ha sido mucho más arriesgado, que el anterior, ya que ha volado al este de la República del Chad (África Central), donde está expuesto a muchos peligros. A pesar de éstos, ha sobrevivido allí todo el invierno y, cabe esperar, que muy pronto se decida a volver a Bulgaria, para lo que tendrá que hacer un viaje de más de 3.000 kilómetros, no exento de riesgos.

Entre éstos los venenos, pesticidas y por la distribución irregular de la carroña. Cuando vuelva será su tercera primavera, pero no estará listo para criar hasta su cuarta o quinta como pronto.

Cabe recordar que su hermano Fer, que el Zoobotánico envió  al año siguiente, al mismo proyecto de reintroducción, no tuvo tanta suerte y murió la pasada Navidad, en su primera invernada en el sur de Turquía. Se desconocen las causas de su muerte, aunque se sospecha que fue por envenenamiento, uno de los mayores problemas a los que se enfrenta  la especie.

Para el delegado del Zoobotánico, Rubén Pérez es muy importante la labor de conservación de especies que se  lleva a cabo por parte del equipo. Entre éstos destaca el trabajo en la conservación de esta especie con la suelta de ejemplares nacidos en cautividad en el marco de proyectos avalados por instituciones de reconocido prestigio.

Advertisement

“La principal aportación de los zoos a la conservación de la biodiversidad, en la actualidad se da en programas de cría en cautividad de especies amenazadas, para su posterior puesta en libertad, como es el caso del alimoche.  Este trabajo ha obtenido y sigue obteniendo unos resultados excelentes. Para nosotros es un orgullo y una enorme satisfacción que nuestro Zoo esté ahí aportando y consiguiendo logros tan importantes en este campo”, ha señalado el delegado.

En el Zoobotánico ha nacido una veintena de pollos y se han aportado,  dos de ellos a un proyecto de reintroducción en el sur de Italia, que desgraciadamente no sobrevivieron y, otros dos Panteley y Fer al proyecto de los Balcanes mencionado.

En Pantenly, que llegó a Bulgaria acompañado de otros tres alimoches procedentes de Rusia, se tiene, por parte del equipo del parque jerezano, gran esperanza. En la actualidad, hay una hembra  en la instalación del Zoo esperando incorporarse al proyecto de los Balcanes.

Por otro lado, aunque es habitual divisar alimoches, en la primavera, sobrevolando el término municipal de Jerez, desde 2014, no se han registrado parejas criando en la cercanía o en los Montes de Propios. Ese año fue cuando dejó de criar allí la última pareja, al morir el macho, envenenado cerca de Paterna y, desde entonces no han vuelto a reproducirse.

Características de la especie

El alimoche es una especie de buitre presente en la península Ibérica y, que tiene hábitos migratorios: migra hacia el sur para invernar en la zona subsahariana y regresa cada primavera a criar en los lugares donde nacieron. Si bien ésta ha sido la tendencia observada hasta ahora, cada vez son más los alimoches que invernan en zonas próximas a los lugares de cría en la cuenca Mediterránea.

Panteley eligió la primera vez la isla de Creta, para pasar el invierno, en lugar de migrar hacia  África,  aunque en la segunda migración se ha dirigido al este del Chad.  Esta suelta se enmarcó en un proyecto LIFE Green Balkans, financiado por la UE,  cuyo objetivo es el reforzamiento de la población presente en los Balcanes en donde se encuentra amenazada.

El marcaje de los ejemplares liberados con radioemisores, como es el caso de  Panteley, aporta una información muy valiosa sobre sus desplazamientos y costumbres.

Los movimientos experimentados por Panteley pueden ser consultados por cualquier persona a través del enlace: http://www.lifeneophron.eu/#transmitters.