Abre el bar en pleno confinamiento y lo pillan con siete personas dentro

La Guardia Civil ha descubierto un bar clandestino en Matalascañas donde se encontraban siete personas bebiendo sin respetar la distancia de seguridad

La Guardia Civil ha localizado un bar clandestino, procediendo a la investigación del responsable por el delito de desobediencia grave a los mandatos de la autoridad.

Dentro del local, estaban unas siete personas bebiendo y comiendo sin respetar la distancia de seguridad.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa, este servicio ha sido desarrollado por agentes de servicio de protección de la Naturales en Doñana (Seprona), dentro del marco de la detección de irregularidades que se pudiera estar cometiendo durante el estado de alarma.

Los agentes, tras tener sospechas de la existencia de un local donde se estaban reuniendo varias personas para consumir bebidas y productos alimenticios, activaron un dispositivo controlando los posibles accesos al mismo con el fin de detectar irregularidades que se pudieran estar cometiendo.

Una de las patrullas observó un constante trasiego de personas que accedían y salían de un local ubicado en la zona baja de un edificio, pudiendo oír, cuando abrían la puerta, conversaciones con voz muy alta provenientes de lo que parecía un grupo numeroso de personas.

Los agentes aguardaron hasta que una de las personas salió del local, aprovechando la puerta abierta para entrar al interior.

En un primer momento, el responsable del local intentó evitar el acceso a las fuerzas actuantes cerrando la puerta, haciendo caso omiso a las indicaciones.

Tras entrar, se comprobó que el recinto estaba ocupando por unas siete personas consumiendo, algunos de ellos, bebidas alcohólicas en una mesa alta.

Todos incumplían la distancia de seguridad y cualquier tipo de medida sanitaria. Además, se halló una libreta con las anotaciones de lo consumido por cada persona.

Tras lo expuesto anteriormente, se procedió a identificar a todos los intervinientes, comunicándoles que los hechos serían puestos en conocimiento de la Subdelegación del Gobierno, levantando acta por supuesta vulneración del Real Decreto del Estado de Alarma.