El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico del Sector de Tráfico de Andalucía de la Guardia Civil ha investigado a una persona por un supuesto delito de conducción temeraria, según informa el Instituto Armado.

Los hechos se produjeron en la autopista la AP-4 (Sevilla-Cadiz) entre las localidades de Jerez de la Frontera y Los Palacios y Villafranca, donde varios usuarios de la vía alertaron mediante llamadas telefónicas al Centro de Emergencias de Andalucía 112, tanto en Cádiz como en Sevilla, así como a los Centros Operativos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de ambas provincias, de la conducción peligrosa por parte de un vehículo que ponía en riesgo la integridad de otros usuarios.

Por parte del Centro de Gestión del Tráfico del Suroeste, con sede en la Jefatura Provincial de Tráfico de Sevilla, se realizó el seguimiento visual y grabación de imágenes del vehículo infractor a través de las cámaras de vigilancia. También se alertaron a las patrullas en servicio sobre la citada vía y adyacentes. Finalmente una patrulla del Destacamento de Tráfico de Dos Hermanas consiguió detener al citado vehículo e identificar a su conductor.

El conductor circulaba a una velocidad «excesiva»

Tras las investigaciones oportunas se constató que el citado conductor circulaba a una velocidad excesiva a la permitida en dicha autopista, es decir más de 120 kilómetros por hora, agravándose su conducta al realizar adelantamientos antirreglamentarios y sumamente peligrosos por el carril derecho y el arcén, poniendo en riesgo la seguridad e integridad del resto de usuarios de la vía, al existir muchas posibilidades de colisión.

La implicación de los ciudadanos en la seguridad vial ha sido en este caso fundamental para la detección del vehículo e identificación del conductor responsable. Las citadas conductas pueden llevar aparejadas penas de hasta dos años de prisión y privación del permiso de conducir hasta seis años.