«Casi la mitad» de la planta hotelera andaluza está cerrada y, a partir del lunes, se prevé que «muchos hoteles más en Andalucía echen el cerrojo«; tras las limitaciones anunciadas para evitar la propagación del Coronavirus.

Así lo ha indicado el presidente de la Federación andaluza de Hoteles y Alojamientos turísticos, Juan Zapata. El mismo ha reconocido que, aunque entienden los motivos de salud pública, al sector «le han sentado muy mal» las medidas anunciadas por la Junta de Andalucía.

Cabe recordar que se ha anunciado el cierre perimetral de Andalucía hasta el 9 de noviembre; así como el cierre de las provincias de Granada, Jaén y Sevilla; y también se limita la movilidad entre todos sus municipios, en los que sólo se podrá entrar o salir por causa justificada.

«Es prácticamente el cierre de los hoteles»

En este contexto, el presidente de los hoteleros considera que las medidas suponen «prácticamente el cierre de la actividad desde el punto de vista fáctico». «El miércoles ya hubo cancelaciones significativas y entendemos que se tendrán que producir el resto», lamenta Zapata.

Así, el presidente ha insistido en preguntar «cómo se va a salir de esta», porque considera que el negocio del sector «a corto plazo se ha acabado»; y ha avisado de que «ya se están produciendo cancelaciones masivas del Puente de diciembre». «La situación está muy mal, hay que hablar de cómo vamos a salvar esto, de momento no conocemos ayudas«, ha lamentado.

Preguntado sobre el balance del año, Zapata considera que 2020 está siendo «nefasto» y calcula que «la mayoría de las empresas hoteleras tendrán un año en el que van a perder el 80% de la facturación habitual».

Canceladas las reservas del puente

Por su parte, el presidente del Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, ha reconocido que «no había muchas reservas» en hoteles para este Puente de Todos los Santos; pero insiste en que «de las pocas que había, se han cancelado prácticamente todas«.

El cierre perimetral de Andalucía y las restricciones de movilidad, «empeoran tremendamente la ocupación que preveíamos» en hoteles, pero incluso «la industria de la hostelería lo va a notar mucho más», ha matizado el presidente del Consejo de Turismo de la CEA.

«Reconocemos que el aumento de contagios requiere de medidas, pero no quita que para el sector turístico sea nefasto», ha manifestado, a la vez que ha concluido con que esta situación supone «otro palo más para la débil economía que está sufriendo toda la industria turística».