Las drásticas medidas anunciadas por la Junta de Andalucía afectarán a varios sectores de la sociedad. Aunque parece que la hostelería es la gran perjudicada por la imposición del toque de queda y el cierre de municipios. Pero, ¿Qué pasa con el fútbol?.

El deporte rey de nuestro país está llevando un estricto protocolo para poder desarrollar la competición sin mayores incidencias. Sin embargo, en el fútbol modesto, los casos de Covid-19 han provocado ya la suspensión de varios encuentros de Liga.

A pesar del cierre perimetral de varias comunidades autónomas y municipios, todo parece indicar que el fútbol profesional (Liga Santander y Liga SmartBank) continuarán con sus cauces. Eso sí, manteniendo el estricto protocolo establecido por LaLiga, RFEF y CSD.

No obstante, es más complicado determinar que ocurrirá con el Fútbol Modesto, en categorías como Tercera y Segunda División B, donde en la mayoría de encuentros se miden equipos de diferentes municipios, provincias e incluso comunidades autónomas.

En cuanto a la Segunda B, deberá ser la RFEF quién tome una decisión al respecto en consonancia con el Consejo Superior de Deportes y las autoridades sanitarias.

Por su parte, en Tercera División, será la RFAF quién establezca cual será el inminente futuro del fútbol en Andalucía. Eso sí, ya son varios los partidos que se han suspendido desde el comienzo de competición a causa del Covid-19, sobre todo en el Grupo IX.

El último club en comunicar varios positivos de Coronavirus ha sido el San Roque de Lepe, perteneciente al Grupo X-B de Tercera. Otros clubes como Ceuta, Atlético Porcuna, Pozoblanco o Atlético Mancha Real también se han visto afectados por la enfermedad.

La RFAF defiende la seguridad de las competiciones del Fútbol Modesto

El pasado 23 de octubre, hace menos de una semana, la RFAF defendía con orgullo el buen funcionamiento de las competiciones en el ámbito regional.

Y es que a la mencionada fecha, las actividades deportivas sólo habían generado 24 brotes de Covid-19 y 179 casos desde que finalizó la desescalada, según los datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad, números que para los empresarios les reivindican como una actividad segura.

Según los datos del informe, 230 del CCAES, publicado el 15 de octubre, los 8.488 brotes comunicados entre el final del confinamiento y el 15 de octubre han generado 80.924 casos positivos, la mayoría en el ámbito social (31,4% de los brotes), seguido por el familiar (18,8%) y el laboral (13,3%).

Dentro del ámbito social, la mayoría de los brotes contabilizados por Sanidad se refieren a reuniones de familiares y amigos (1.770 brotes), los eventos organizados (108 brotes) o los establecimientos de restauración (102), mientras que solo 24 brotes se sitúan en actividades deportivas, un 0,28% del total.

De esos brotes se extraen 179 casos positivos, una media de 7,5 casos por brote, lo que supone que solo un 0,22% del total de los positivos está vinculado a acontecimientos deportivos.

La RFEF ha reforzado el protocolo ante el Covid-19 este mismo miércoles 28 de octubre

Este mismo miércoles 28 de octubre, a las 18:20 horas de la tarde, la Real Federación Española de Fútbol lanzó un comunicado donde informaba del refuerzo del protocolo en las competiciones de fútbol de ámbito estatal. Una medida que podría atisbar que el fútbol sigue adelante.

La Real Federación Española de Fútbol ha introducido nuevos mecanismos de refuerzo en su Protocolo de actuación ante el Covid-19 y ha presentado al CSD, para su validación, una nueva versión que, esencialmente, introduce dos nuevos mecanismos de refuerzo y exigencia.

Por un lado, en el apartado del conjunto de las competiciones de ámbito estatal no profesional, establece que la periodicidad de los test que obligatoriamente deben pasar todos/as los/as jugadores/as que participen en las competiciones oficiales de ámbito estatal no profesional será “semanal siempre que en esa semana haya jornada o jornadas de competición para las categorías de Segunda División B, Tercera División Masculina, Primera y Segunda División Femenina, y Primera y Segunda División de Fútbol Sala Masculino y Femenino” y “cada 14 días siempre que en ese periodo haya jornada o jornadas de competición para las categorías de Primera Nacional Femenina, Segunda División B y Tercera División de Fútbol Sala, División de Honor Juvenil de Fútbol y de Fútbol Sala y Liga Nacional Juvenil”.

Precisa asimismo que cualquier jugador/a que no haya pasado los test obligatorios en esos plazos “no podrá disputar un partido oficial de las categorías de ámbito estatal“. Asimismo “si un equipo no hubiera pasado los test obligatorios según la secuencia marcada o no tuviera el número mínimo de jugadores/as que hubiera pasado los test obligatorios se dará el partido por perdido.”

Las medidas entran en vigor el 14 de noviembre

Estas medidas entrarán en vigor para todas las categorías en la jornada que debe disputarse los días 14 y 15 de noviembre de 2020. A partir de esta fecha, será obligatorio declarar ante el árbitro correspondiente el cumplimiento de la obligación de haber pasado los test según la secuencia correspondiente. La no declaración o el no haber pasado los test obligatorios impedirá la disputa del encuentro, dando por perdedor al equipo que no cumpla.