Un hombre ha sido abatido este jueves en la ciudad francesa de Aviñón, en el suroeste del país, después de que hubiera amenazado con un cuchillo a unos agentes, según informa la emisora Europe 1.

Al parecer, el asaltante habría gritado ‘Alá Akbar’ (Dios es el más grande) al intentar atacar a los agentes que se encontraban en el barrio de Montfavet. Los policías le han disparado y le han abatido, ha precisado la emisora. Fuentes del Ministerio del Interior han confirmado al diario ‘Libération’ los hechos.

Fuentes policiales han contado a ‘Le Figaro’ que los agentes han intentado reducir al agresor disparando balas de goma; pero dado que el asaltante ha continuado avanzando hacia a ellos en actitud amenazante, han empleado su arma reglamentaria para neutralizarle.

El suceso se produce poco después de que un hombre armado con un cuchillo haya matado a tres personas en una iglesia de Niza antes de ser igualmente reducido a tiros por la Policía. El sospechoso ha sido detenido y se encuentra hospitalizado. La Fiscalía Antiterrorista ya se ha hecho cargo de la investigación de este ataque.

Tres muertos en un atentado terrorista en Niza

Francia ha amenazado aterrorizada. Y esta vez no ha sido por la pandemia del Covid-19. Un presunto terrorista ha causado el pánico en Niza, junto a la iglesia de Notre Dame, donde ha matado al menos tres personas. Varias personas han resultado heridas.

El ataque ha tenido lugar en torno a las 9.00 horas junto a la iglesia Notre Dame de Niza y se ha saldado con la muerte de un hombre y una mujer, según las fuentes citadas por la cadena BFMTV. También ha resultado herido el supuesto autor de los apuñalamientos, evacuado a un hospital tras su arresto.

El ministro del Interior, Gérald Darmanin, ha convocado una reunión de urgencia y ha instado a la ciudadanía a evitar la zona, la misma recomendación que también ha lanzado el alcalde de la localidad, Christian Estrosi, quien ha apuntado en Twitter que «todo hace suponer» que se trata de un atentado terrorista.

Estrosi se ha desplazado al lugar del ataque y también está previsto que Darmanin viaje a Niza a lo largo del día. La noticia ha coincidido con un pleno de la Asamblea Nacional en el que el primer ministro, Jean Castex, detallaba las nuevas restricciones para hacer frente a la pandemia de coronavirus y todos los diputados han guardado un minuto de silencio.

«Una vez más, en las circunstancias tan difíciles que atraviesa nuestro país, no pudo más que llamar a la unidad y la cohesión de los representantes nacionales». Así se ha manifestado Castex, que ha abandonado de forma precipitada la sede parlamentaria para dirigirse al Ministerio del Interior.