Llega la noche del 31 de octubre, y con ella Halloween o la Castañera, dos de las fiestas más tradicionales y deseadas por las niñas y niños. Padres y madres se preguntan cómo este año los pequeños podrán divertirse en casa sin pedir caramelos de puerta en puerta o realizar cualquiera de las actividades divertidas respetando la distancia de seguridad.

Por ello, la maestra y CEO del Pupitre de Pilu, Pilu Hernández Dopico, explica la importancia de que padres, madres y profesores busquen alternativas para seguir celebrando la noche más terrorífica del año: “Mi primer consejo para todos, es no perderse estas festividades, o Halloween o la Castañera, dependiendo de las tradiciones de cada uno. Es muy importante que en estos momentos difíciles que estamos viviendo todos, nos animemos y pasemos un rato divertido siguiendo todas las medidas de seguridad”.

Primero, un poco de historia

La maestra, propone empezar el día de Halloween, conociendo los orígenes de una fiesta milenaria como Halloween. Ciertamente es una fiesta pagana que se celebra la noche del 31 de octubre, víspera del Día de Todos los Santos, y que tiene sus orígenes en el antiguo festival celta conocido como Samhain. Los celtas creían en fantasmas, y durante la noche de Halloween, se disfrazaban y usaban máscaras para ahuyentar a los espíritus que rondaban la zona. De esta manera creían evitar ser reconocidos como seres humanos.  Esta tradición llegó a América por los inmigrantes europeos que la celebraban encendiendo hogueras y contando historias de fantasmas y cantando.

Para continuar la celebración, El Pupitre de Pilu propone diversas actividades para los más pequeños dependiendo del espacio donde se desarrollen, pero siempre como protagonista la imaginación, la creatividad y las medidas de seguridad.

  • Halloween en el cole

El viernes antes de 31 de octubre, en algunos coles podrán ir disfrazados, teniendo en cuenta que no podrán llevar muchas cosas por las medidas de seguridad, pero sí pueden primar el color de la calabaza, el color negro terrorífico, el rojo de la sangre, etc.

Algún juego en las clases burbujas, podría ser el Tres en raya terrorífico: Arañas contra esqueletos, por ejemplo, en el patio haciendo dos equipos, los pequeños son las propias fichas y si el cole tiene megafonía, el profesor puede ir dando las órdenes.

Otro juego muy divertido es El fantasma está perdido: normalmente se escondía un alumno, y los demás lo buscaban, este año mejor se pueden esconder objetos y que cada niño se vaya levantando y busque el que le corresponde

  • Halloween en casa

Y desde El Pupitre de Pilu, aconsejan, crear una casa terrorífica: se puede ir preparando los días anteriores, comprar o fabricar calabaza para usarla de decoración. Incluso hacer recetas como, por ejemplo, una crema o galletas de calabaza, así también los niños trabajarás las cantidades y medidas.

Para acabar, se puede organizar una maratón de cine con las siguientes propuestas, dependiendo de la edad también se puede jugar a tinieblas:

  • La familia Adams: un clásico que no puede fallar en este maratón y reírse con ellos de esta familia tan peculiar.
  • Casper: la pueden ver pequeños y mayores, en ella podemos descubrir a un fantasma muy simpático que vive en una gran mansión que pronto será habitada…
  • Pesadilla antes de Navidad: Tim Burton es sin duda el rey de Halloween y sus películas, un imprescindible de la noche más tenebrosa y divertida del año.
  • La novia cadáver: También de Tim Burton. Película ambientada a finales de 1800 en un pueblo victoriano, donde un hombre tímido llamado Víctor se encuentra erróneamente casado con «la novia cadáver.»
  • Hotel Transilvania: cualquiera de sus sagas. En este hotel nos podemos encontrar desde al mismísimo Frankenstein y su novia, como a el hombre invisible…
  • La Castañera:

Para aquellos que no les gusta lo terrorífico y prefieren celebrar la llegada del otoño, El Pupitre de Pilu propone La Castañera, una tradición popular que se celebra en muchas regiones de España.

Pilu Hernández Dopico, propone lo primero conocer la historia de la Castañera: Los orígenes de esta fiesta van unidos al día de Todos los Santos, muchos años atrás La Castañera era una celebración dedicada a los muertos. Había una creencia que por cada castaña que se comía esa noche, un alma era liberada del purgatorio.

Para continuar la celebración de La Castañera El Pupitre de Pilu cree que una buena opción sería un maratón de cuentos para trabajar en las aulas y recetas fáciles y muy ricas para hacer en casa con los más pequeños en casa.

Los cuentos para el cole

  • El cuento de La Castañera es muy útil para que los niños aprendan cosas sobre el otoño.
  • La Castañera Felipa es una nueva visión del cuento clásico troquelado de siempre con una adaptación moderna de la leyenda de La Castañera.
  • ¡En otoño, castañas! Mientras buscan setas, la mariquita Antoñita y su prima se encuentran con un gusano muy triste. Han asado la castaña donde vivía y se ha quedado sin casa. ¿Dónde podría instalarse ahora que el otoño ha llegado?

Recetas para hacer en familia

  • Castañas asadas al horno: Se hace un pequeño corte a cada castaña y se colocan en una bandeja de horno. Con el horno precalentado, se hornean a 200ºC durante 20-25 minutos. ¡Se sazona por encima y listo!
  • Manzanas de caramelo. El caramelo se realiza con azúcar, agua, zumo de limón y un poco de mantequilla. Se hunden las manzanas en él y se mojan en agua fría.
  • Asar manzanas. Lo complicado de esta receta es la piel de la protagonista, la calabaza. Si se quiere como base de otras recetas tanto dulces como saladas no se le pondrán sal ni aceite. Con el horno precalentado a 200ºC, se corta la calabaza por la mitad longitudinalmente. Luego se cortan a la mitad en cuñas, cuantas se quieran 6-8 piezas, se colocan en una bandeja de horno. Se hornea durante 30-45 minutos o hasta que lo gajos de calabaza estén dorados en los bordes y tiernos en el centro. Y ella misma irá sacando su jugo.

Con estas propuestas, desde El Pupitre de Pilu esper dar ideas para celebrar estas fiestas y pasarlo bien con los más pequeños siempre teniendo presente todas las medidas de seguridad.